La nueva Constitución provoca debate sobre el velo en Turquía

El proyecto del gobierno turco de modificar la Constitución para autorizar el velo islámico en la universidad está levantando una gran polémica en este país musulmán de carácter laico.

El proyecto del gobierno turco de modificar la Constitución para autorizar el velo islámico en la universidad está levantando una gran polémica en este país musulmán de carácter laico.

El presidente, Abdula Gul, y el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan ya se mostraron favorables a levantar una prohibición que es aplicada rigurosamente en los campus.

Los juristas y los dirigentes del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado), al que pertenecen ambos, justifican esa reforma de la Constitución -instaurada tras el golpe de 1980- como una cuestión de derechos fundamentales.

Los defensores del laicismo, como el ejército y los rectores de universidades, consideran el uso del velo un desafío a la separación entre religión y Estado consagrada desde la creación de la Turquía moderna.

Erdogan quiere un debate público sobre la cuestión antes de presentar formalmente al Parlamento la propuesta a finales de año.

Un comité de rectores de universidades se mostró inflexible este miércoles: "La prohibición del pañuelo es un hecho jurídico decidido por la justicia turca y confirmado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos" en el año 2005, dijo su presidente, Erdogan Teziç.

Gul, que acaba de acceder a la jefatura del Estado, salió en defensa del gobierno.

"Más vale que (ellas) vayan a la universidad antes que quedarse aisladas en casa", declaró Gul, en referencia a las mujeres que desean llevar el velo.

"Debemos ver la cuestión desde el punto de vista de las libertades individuales", añadió, descartando que vaya a aumentar la presión sobre quienes no se ponen el 'hiyab'.

Al ser interrogado sobre si estaba personalmente en favor de una disposición que levantaría esa prohibición, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan respondió implícitamente con un sí al evocar "las libertades" en una rueda de prensa.

"No estamos preparando la constitución del AKP sino la de la República de Turquía", insistió sin embargo el primer ministro.

Las esposas de los dos dirigentes llevan velo, así como sus hijas. La hija de Gul usó el extendido subterfugio de lucir una peluca por encima del velo para poder ir a la universidad en Turquía, y las de Erdogan fueron a estudiar a Estados Unidos.

Desde su llegada al poder en el año 2002, el AKP desea esa reforma pero se ha topado con una encendida oposición de los defensores del laicismo.

Fortalecido por su victoria en las legislativas de julio con un 46% de los votos, el AKP pretende resolver la cuestión con una nueva reforma de la Constitución de 1982, promulgada con tintes autoritarios dos años después del golpe militar.

A pesar de lo usual de ese procedimiento en la política turca, numerosos expertos se muestran reticentes.

Mustafa Bumin, ex presidente de la Corte Constitucional, estima que las estudiantes serán "forzadas a cubrirse" la cabeza.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...