La libertad de expresión en Francia no se aplica a Dieudonné

El humorista Dieudonné comienza el año 2015 en plena forma. Tras ser prohibido una vez más su espectáculo cómico -esta vez por las autoridades de Burdeos- por empeñarse en meterse con quien no se puede, es decir el sionismo dominante en el país, el cómico de nuevo fue puesto bajo investigación por presunta apología del terrorismo.

Al parecer, tras compartir espacio con buena parte de la plana mayor de la clase política occidental, incluyendo entre otros a célebres criminales de guerra (como el presidente de la entidad sionista llamada Israel) y reputados golpistas (como el presidente de Ucrania) en la mega manifestación por la “libertad” celebrada en París tras los atentados ocurridos en Francia, Dieudonné escribió:

“Después de esta marcha heroica, o mejor dicho ¡Legendaria! Momento mágico igual al Big Bang que creó el universo o, en menor medida (más local) comparable a la coronación de Vercingetorix, finalmente voy a casa. Debes saber que esta noche, en lo que me concierne, me siento Charlie Coulibaly (apellido de uno de los terroristas).”

Se trata, sin duda, de una broma (muchos dirían de mal gusto), de otro chiste más del cómico. Pero las autoridades francesas, que consideran que las expresiones anti-musulmanas de Charlie Hebdo deben ser tomadas con humor no se toman a risa nada de lo que hace o dice Dieudonné.

A las 7:00h de la mañana de hoy, día 14 de enero, un equipo de la policía judicial francesa formado por una docena de agentes (los suficientes para dominar al peligroso humorista y su familia) invadió el domicilio particular del cómico francés, y procedió a su detención, en presencia de sus hijos. La orden partió del Ministro del interior Bernard Cazeneuve, al parecer por un presunto delito de apología del terrorismo en un tuit.

Se da la paradójica circunstancia de que Dieudonné acababa de remitir una carta al celoso ministro, ofreciéndole “la paz” después de sufrir la persecución y el acoso de las autoridades democráticas francesas, que le han prohibido numerosos espectáculos acusándole de “ofender a los judíos” (si hubiera sido a los musulmanes probablemente no hubiera pasado nada) especialmente durante el pasado año. Este es el contenido de dicha carta:

“Dieudonné contesta a Bernard Cazeneuve

Ayer, éramos todos Charlie, estábamos caminando juntos y de pie para defender las libertades. Para que se siga pudiendo reír de todo.

Todos los representantes del gobierno, entre ellos usted, caminaban todos en la misma dirección.

Pero al volverme a casa, me sentí muy solo.

Desde hace un año, el gobierno me tiene acosado, ha buscado eliminarme por todos modos.

Linchamiento mediático, prohibición de mis espectáculos, inspecciones fiscales, alguaciles, búsquedas, acusaciones… más de ochenta procedimientos legales.

Y el estado sigue intentando estropear a mi vida. Ochenta procedimientos legales.

Desde hace un año, me están tratando como si fuera el enemigo público número uno, pero yo a la gente solo intento hacerle reír, y que se burle de la muerte, pues la muerte se burla de nosotros, como lo sabe Charlie, desgraciadamente.

Si bien, en las últimas semanas, he propuesto, bajo su autoridad, la paz, sigo sin noticias de usted.

Pero apenas me exprimo, no intentan entenderme, no quieren escucharme. Siguen buscando excusas para prohibirme y censurarme. Me están considerando como si fuera Amedy Coulibaly, mientras yo no soy nada distinto de Charlie.

Se podría pensar que mis palabras solo le interesan si ustedes las pueden interpretar en mal modo para así indignarse mejor.

Estimado Ministro, le recuerdo, ya que parece que ahora me está escuchando.

Yo propongo la paz.

Dieudonné M’bala M’bala”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *