Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La justicia británica ordena retirar el soporte vital – con el consentimiento de sus familiares – a un católico polaco

El Tribunal Supremo de Justicia de Reino Unido, junto con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos han dictaminado – con el consentimiento de su esposa y sus hijos – desconectar la alimentación e hidratación a un hombre de origen polaco después de que en noviembre del año pasado sufriera un ataque cardíaco que lo dejó con un “daño cerebral severo e irreversible”. La familia católica en Polonia se opone a la desconexión y la iglesia católica moviliza su maquinaria mediática en contra de la eutanasia.

Después de que un accidente dejara en un estado de daño cerebral severo e irreversible a un varón de origen polaco en Plymouth, Reino Unido en noviembre de 2019, su familia cercana (mujer e hijos) tomaron la decisión en diciembre de solicitar la desconexión del soporte vital.

El Tribunal de Protección de Reino Unido dio entonces permiso al fideicomiso del NHS (servicio nacional de salud en Reino Unido) para retirar la hidratación y nutrición al paciente.

Sin embargo, familiares católicos residentes en Polonia se opusieron a la desconexión por considerar al hombre católico.

Dos veces anteriormente había sido desconectado el paciente, pero volvió a ser mantenido artificialmente debido a las presiones de los familiares en Polonia.

Finalmente, el Tribunal de Protección confirmó la desconexión del paciente, que vive según el juez “en un estado que no le proporciona la capacidad de obtener ningún placer y que es tan inconveniente para su esposa e hijos”.

Dicha desconexión iba a ser efectiva el 7 de enero de 2021, pero los familiares polacos continuaron su presión y apelaron a la Tribunal Supremo de Justicia de Reino Unido, que desechó su apelación. Más tarde, incluso rechazó una solicitud del gobierno polaco de repatriar al paciente.

Asimismo, los familiares polacos, apoyados por la iglesia católica, presentan una nueva apelación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por lo que la desconexión se retrasó hasta el 13 de enero. Al día siguiente de vencerse este plazo, se hicieron públicos los documentos judiciales en el que el tribunal de apelaciones rechaza la solicitud de los familiares polacos y ordena la retirada del soporte vital.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share