La Iglesia recurre un fallo que obliga a devolver 2,2 millones por incumplir un testamento

El Arzobispado de Valencia ha anunciado que recurrirá la sentencia que le obliga a pagar 2,2 millones de euros por no cumplir con la voluntad testamental de José Pascual Romero Ferrandis, vecino de Gandia fallecido en 1996. La voluntad, segun la sentencia, era que se construyera un templo en terrenos cedidos por él en Gandia. Estos fueron vendidos por el Arzobispado y una empresa erigió un bloque de viviendas. En su recurso, el Arzobispado empleará los mismos términos legales esgrimidos hasta la fecha, durante su defensa ante el juez frente a la demanda civil interpuesta por los familiares de José Pascual Romero.
Además, insiste en que está en conversaciones con el Ayuntamiento de Gandia para buscar otro espacio de sdimilares características en la ciudad donde construir el templo que quería José Pascual Romero con el dinero obtenido y con el que dio el finado en metálico.
En concreto, la Iglesia valenciana alegaba «falta de legitimación» por parte de los demandantes a la hora de reclamar las cantidades y bienes donados por el fallecido. Entre 1983 y 1996, José Pascual Romero donó a la Iglesia dos solares de su propiedad ubicados en el barrio de Benipeixcar y alrededor de 600.000 euros, con el objetivo de que los terrenos albergaran en un futuro un templo parroquial y otras dependencias destinadas a actividades de pastoral.
Sin embargo, en ambos solares se levantan sendos bloques de viviendas, construidas después de que la Iglesia vendiera los terrenos por 1,6 millones de euros.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...