La Iglesia recoge firmas por el indulto al cura estafador

Templos de Ourense exponen un escrito que alaba al «intachable» Moure

El sacerdote orensano Benigno Moure, condenado por estafar todas las propiedades de una anciana impedida mentalmente que residía en un geriátrico de la Fundación San Rosendo que él presidía, tiene el respaldo de la Iglesia. Sacerdotes de algunas parroquias de la provincia se han movilizado para arropar a Moure y distribuyen desde el día 16 entre los fieles una carta para recoger firmas y pedir el indulto del cura, condenado a 5 años de cárcel en sentencia firme del Tribunal Supremo.

Aunque el alto tribunal consideró probado que Moure "urdió una trama" con el objetivo de "traspasar el patrimonio completo" de la anciana a la Fundación San Rosendo y que "se aprovechó del deterioro progresivo" de ella, los curas orensanos no tienen reparo en describirlo, en el escrito en el que recogen las firmas, como "uno de los ciudadanos más ejemplares" y como "un luchador de trayectoria intachable". En la carta que custodian diversas iglesias orensanas consta también la "gran relevancia" de Moure en el tratamiento asistencial de personas con riesgo de exclusión social. Los promotores del escrito atribuyen directamente al sacerdote condenado la creación de los 1.700 puestos de trabajo que dependen de la Fundación San Rosendo en toda Galicia y llaman la atención sobre la importancia entre los gallegos del rural de las plazas que ofrecen los centros asistenciales de "su obra".

Entre las iglesias en las que se expone a la firma el escrito se encuentra la del Monasterio de San Rosendo, en Celanova, a la que en esta época acude gran número de turistas. Pagan 1,5 euros por acceder al recinto y, una vez dentro, se encuentran en una mesa de la sacristía con la carta que pide el indulto expuesta para su firma con un bolígrafo al lado.Algunos párrocos han implicado a las asociaciones de vecinos para que realicen una captación paralela de firmas demandando el indulto de Moure. El escrito circula también por los centros asistenciales de la Fundación San Rosendo en la provincia de Ourense, con más de 3.000 residentes.

En la campaña se han implicado además otros centros asistenciales privados dependientes de órdenes religiosas. En la residencia de Rairo que gestionan las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, el escrito fue distribuido entre residentes (la mayoría enfermos de Alzheimer), sus visitas y el personal laboral. Este centro había sido elegido por el cura para entregarle, ante la prensa, el millón de pesetas que en 1990 un juez orensano condenó a pagar al secretario comarcal de la CIG, Etelvino Blanco, al encontrarlo culpable de un delito de calumnias contra Moure.

La campaña se ha ampliado también, aunque se realiza a título personal, a los juzgados orensanos, aseguran algunos funcionarios, y a través de mensajes a móviles. Mientras se agota el plazo para ingresar en prisión, Moure ha devuelto ya a los descendientes de la anciana los cerca de 600.000 euros de los que se apoderó y ha pagado también la multa de 1.800 euros. Los demandantes sostienen que el sacerdote sólo tiene pendiente el pago de las costas y la liquidación de intereses (300.000 euros). La devolución de los pisos y fincas de la anciana se resuelve por vía civil.En el Obispado de Ourense no había ayer por la tarde interlocutor para hablar con este diario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...