La Iglesia quiere financiarse con el impuesto del patrimonio

Los obispos plantearán al Gobierno fórmulas para complementar los ingresos procedentes del IRPF ? Los fieles aportaron el 85% del dinero que el Estado entregó al episcopado en el año 2003

A las puertas de la apertura de negociaciones con el Gobierno socialista para revisar el sistema de asignación tributaria, la Iglesia católica se plantea diferentes posibilidades para obtener más recursos y llegar a autofinanciarse a través de los fieles que, por la vía de los impuestos, quieren colaborar a sostener su actividad. A la aportación que hoy se obtiene con el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), el vicesecretario de Asuntos Económicos del episcopado, Fernando Giménez Barriocanal, aboga por sumar, utilizando la misma fórmula, la procedente de otros tributos como el impuesto sobre el patrimonio.
Más del 85% de los 136 millones de euros que los presupuestos del Estado destinan a la Iglesia, según los últimos datos del 2003, proviene de la asignación voluntaria del IRPF. Ese año, el Gobierno entregó 19,8 millones de euros adicionales a la Conferencia Episcopal Española (CEE) como complemento financiero, en virtud de los acuerdos de colaboración suscritos entre España y la Santa Sede en 1976 y 1979.
MARCO DE ESTABILIDAD
Giménez Barriocanal, que en noviembre sucedió al sacerdote Bernardo Herráez que estaba al frente de las finanzas de la Iglesia desde 1977, explicó ayer a este diario que se trata de hallar "un marco estable" que deje la financiación de la confesión a salvo de futuras reformas fiscales o políticas. "Hablar sólo de modificar el porcentaje del 0,52% de la cuota íntegra del IRPF y elevarlo hasta el 0,7% o el 0,8% es simplificar la situación", añadió.
Desde que, en 1988, se puso en marcha el actual sistema de asignación tributaria voluntaria, fue en 1993 cuando la Iglesia española estuvo más cerca de alcanzar el objetivo de la autofinanciación, lográndolo en un 93,1%. Aquel año un 42,3% de los contribuyentes de la Hacienda estatal (donde no están contabilizados los habitantes de Navarra y el País Vasco) optó por donar un 0,52% de la cuota íntegra del IRPF a la institución religiosa y el Gobierno no habilitó ninguna partida adicional en los presupuestos generales.

                    TOTAL RECIBIDO    ASIGNACIÓN

Año              DEL ESTADO       TRIBUTARIA (IRPF)  COMPLEMENTO

1995                 113,80                          90,00                23,80

1996                 117,77                          93,87                23,89

1997                 120,87                          91,73                29,13

1998                 123,39                          101,08              22,31

1999                 125,62                          107,14              18,47

2000                 128,13                          97,68                30,45

2001                 130,69                          107,28              23,40

2002                 133,31                          106,03              27,27

2003                 135,97                          116,15              19,81

                           2500  millones de euros centros católicos concertados

                           600.000 por asistencia en prisiones

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...