La Iglesia ortodoxa griega se opone a gravar el 20% de sus beneficios

Es una de las medidas del gobierno de Papandreu para salir de la crisis

En Grecia, el plan de ahorro diseñado por el gobierno de Papandreu ha puesto en pie de guerra a la iglesia ortodoxa. El ejecutivo quiere que la jerarquía eclesiástica pague como impuestos el 20 % de sus beneficios. Una medida a la que se opone frontalmente el arzobispo de Atenas, que considera la idea inconstitucional. Se calcula que la iglesia ortodoxa griega obtuvo más de 20 millones de euros en 2008.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...