La Iglesia española sigue ofreciendo terapias para dejar de ser gay

Los falsos tratamientos que el arzobispado de Alcalá de Henares promueve con total impunidad

El Reino Unido presentó este martes un «plan de acción» para acabar con la discriminación de la comunidad homosexual, que incluye una ley para prohibir las terapias para convertirlos en heterosexuales. Mientras tanto, en España, pese a ser uno de los países más tolerantes y con menos LGTBfobia del mundo, se sigue ofreciendo ayuda para “curar” a los gays con total impunidad.

Juan Antonio Reig Pla, el polémico obispo de Alcalá de Henares que en su día saltó a la fama por crear las “brigadas callejeras en favor de la virginidad”, sigue siendo uno de los personajes públicos que con mayor ahínco promueve este tipo de terapias.

Tanto es así que en la página web que la jerarquía católica destina al arzobispado de Alcalá de Henares, Reig Pla sigue ofreciendo a sus fieles toda una serie de consejos para “superar las dificultades personales” y dejar atrás la homosexualidad animando a hacer uso de “las ciencias psicológicas, sociológicas y médicas”.

Asimismo, el obispo homófobo sigue insistiendo a los padres que visualicen en sus progenitores “alguna manifestación de comportamiento homosexual” la “importancia de la detención precoz” de lo que el califica como “desviaciones”.

Los consejos del obispo de Alcalá de Henares están acompañados de una serie de recursos que incluyen libros con títulos tan sugerentes como “Quiero dejar de ser homosexual”, o “Cómo prevenir la homosexualidad. Comprender y sanar la homosexualidad”; de documentos en los que se explica “cómo puede vivir la castidad un homosexual”; y de material audiovisual que profundiza si la homosexualidad es “una tendencia, opción, alternativa o trastorno”.

Además, la diócesis de Alcalá de Henares sigue recomendando acudir a gabinetes que ofrecen “distintas herramientas” para que los homosexuales afronten un proceso de “conocimiento personal”, de “sanación de las heridas psico-afectivas-sexuales” y de “maduración de la verdadera identidad sexual”.

Tanta patraña ha llevado a convertir la página web de su arzobispado en un estercolero imprescindible para las mentes más reaccionarias. Un portal en el que no sólo habla de homosexualidad, sino en el que el prelado ha llegado a lanzar consejos gratuitos sobre la “violencia doméstica”, las “enfermedades de transmisión sexual”, el “aborto” e incluso una serie de trucos para “volver a ser virgen por segunda vez” o encaminados a  “abandonar la pornografía y dejar de masturbarse”.

Reconocido por su homofobia

Conocido por su homofobia, Juan Antonio Reig Pla ha llegado a recibir el reconocimiento de colectivos ultracatólicos como Hazte Oir en base a su “su defensa del matrimonio y la familia natural” y su “ayuda a los que caen en el agujero de la homosexualidad”.

Aunque fue en la Semana Santa de 2013 cuando Reig Plá saltó a la fama tras aprovechar la oportunidad que le puso en bandeja Televisión Española para sentenciar en la homilía que retransmitía el segundo canal del ente público que los homosexuales “piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos. Y os aseguro que encuentran el infierno”, el actual obispo de Alcalá de Henares siempre ha destacado por su intolerancia a los diferentes.

De hecho, en 2008, cuando todavía dirigía la diócesis de Murcia-Cartagena, a Pla se le ocurrió la idea de lanzar “brigadas” callejeras en favor de la virginidad, contra el aborto y el matrimonio homosexual. Su misión no era otra que “patrullar” por los centros educativos, comerciales y zonas de copas con el objetivo de inculcar a los más jóvenes sus valores ultraconservadores.

Un año más tarde, ya como obispo de Alcalá de Henares, ELPLURAL.COM desveló que había oficiado en Paracuellos del Jarama una misa junto a la bandera con el águila de San Juan para así honrar a los mártires franquistas. Ceremonia que dejó boquiabierto al mismísimo Blas Piñar, fundador de Fuerza Nueva y líder fascista que tras escuchar a Plá sentenció emocionado que en su vida “nunca había oído hablar así a ningún sacerdote, y menos a un obispo”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...