La Iglesia de la Cienciología, condenada a pagar 600.000 euros por fraude

Una sentencia recoge que los responsables convencieron a sus miembros para que pagasen decenas de miles de euros por pruebas de personalidad, remedios vitamínicos y sesiones de sauna

Un tribunal francés ha confirmado este jueves una sentencia que condena a la Iglesia de la Cienciología a pagar una multa de 600.000 euros por un delito de fraude porque convenció a sus miembros para que pagasen decenas de miles de euros por pruebas de personalidad, remedios vitamínicos y sesiones de sauna.

Al rechazar el recurso presentado por la Iglesia de la Cienciología contra una sentencia de 2009, el tribunal ha multado a la delegación de la organización en Francia, que deberá pagar 600.000 euros por cometer un delito de «fraude organizado», y ha impuesto una pena de hasta dos años de cárcel, aunque suspendida, a cuatro de sus líderes.

Los cinco demandantes de este caso, que se remonta a 1998, acusaron a la Iglesia de persuadirles para que gastasen decenas de miles de euros en pruebas de personalidad, remedios vitamínicos, sesiones de sauna y «paquetes de purificación». Esta resolución judicial supone un duro golpe para la Iglesia de la Cienciología, que ha conseguido ser reconocida como religión en Estados Unidos (donde nació) y otros países, pero no en Francia, donde un informe parlamentario publicado en 1995 la describió como «un culto peligroso».

Olivier Morice, abogado de la acusación, ha afirmado que «es una noticia muy buena para quienes luchan contra las sectas y una gran derrota para la Iglesia de la Cienciología». Sin embargo, la sentencia de este jueves no prohíbe que esta organización siga funcionando en Francia, como pidieron los fiscales en un principio. Cuando el caso se juzgó en los tribunales, en 2009, un cambio en una ley francesa aprobado poco antes de que se emitiese el veredicto hizo imposible prohibir o disolver un grupo condenado por fraude.

Después, se volvió a modificar la ley para que volviese a ser como antes, pero la prohibición de un grupo o su disolución es una decisión que no se puede aplicar de manera retroactiva. Morice ha indicado que aunque la Iglesia de la Cienciología todavía puede funcionar en Francia, el fallo judicial afecta a sus actividades principales y abre la puerta a la posibilidad de que el grupo sea prohibido o disuelto como resultado de otras denuncias pendientes.

En un comunicado, la Iglesia ha tachado de «ilegal» la resolución y ha adelantado que intentará que la revoquen presentando un recurso ante otro tribunal, el cual podría analizar si la ley se ha aplicado correctamente pero no podría volver a examinar las pruebas. «La Iglesia desea que la imparcialidad de la justicia, tal como aparece protegida en la Constitución, se convierta en una realidad de una vez por todas para los ciudadanos de nuestro país, cienciólogos incluidos», ha manifestado.

La Justicia francesa condenó a varios cienciólogos por fraude en 1997 y 1997 y a la organización en 2002 por incumplir las leyes sobre privacidad. Creada en 1954 por el escritor L. Ron Hubbard, la Iglesia de la Cienciología basa sus ideas en un libro que publicó su fundador en 1950, «Dianética: La ciencia moderna de la salud mental», y afirma tener millones de miembros en 165 países, 45.000 en Francia. Portugal, Eslovenia, Croacia, Hungría, Suecia y España son algunos de los países que conceden protección a la Cienciología bajo las leyes relativas a la libertad de credo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...