Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Iglesia condena por primera vez las “terapias de conversión” a homosexuales tras el escándalo del ‘caso Novell’

El portavoz de la Conferencia Episcopal ha defendido a quienes rezan frente a las clínicas de interrupción del embarazo: “Lo preocupante es que se considere ultraconservador oponerse al aborto y superprogresista proteger a la abubilla verde o a los huevos de cigüeña.

Dos años después de defender las ‘terapias’ promovidas por Reig Pla en Alcalá, y después del escándalo de la dimisión del obispo Novell, la Conferencia Episcopal española señaló que “no aprobamos ninguna terapia de conversión”. “La Iglesia no se reconoce en estos asuntos, no tenemos autoridad para hablar de terapias”, apuntó en rueda de prensa el portavoz de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, en lo que es la primera condena a este tipo de terapias restaurativas, que han sido objeto de una investigación por parte del Vaticano y que están detrás de la abrupta, y no explicada, salida del obispo de Solsona de su puesto.

Al término de la Comisión Permanente, en la que Argüello pidió a Isabel Díaz Ayuso y a VOX que “leyeran” la carta del Papa sobre los errores de la Iglesia en la conquista (“Es apenas un folio”, lamentó), el obispo auxiliar de Valladolid negó legitimidad “católica” a la asociación ‘Verdad y Libertad’, una de las que practicaba este tipo de ‘terapias’. “No se trata de una asociación católica, aunque es verdad que puede haber personas católicas en ellas. Pero cada cual tiene una responsabilidad y debe asumirla”, zanjó.

Respecto al obispo emérito de Solsona, Xavier Novell, el portavoz de los obispos subrayó “el dolor grande y la perplejidad” que el escándalo ha supuesto para la Iglesia española, y que ni los propios obispos (que hablaron del tema en esta reunión) entienden. En este punto, Argüello admitió que Novell “es un personaje público” y que, como tal, debe dar explicaciones, aunque pidió “tiempo” para que las pueda ofrecer. Así, señaló que sería bueno “conocer a fondo las circunstancias”, que “dan a entender alguna crisis de fe, afectiva o de ejercicio del ministerio” y que, entiende, “precisan un tiempo para ser elaboradas”. Al tiempo, confirmó que, a efectos oficiales, Novell sigue siendo obispo emérito (no le ha sido concedida la secularización al menos por el momento) y que, como tal, la Iglesia le sigue enviando su sueldo.

El aborto y la abubilla verde

Más polémicas fueron sus respuestas ante la ley que pretende considerar delito las concentraciones ante las clínicas donde se realizan abortos. “Lo preocupante es que se considere progreso la interrupción de una vida, y que se considere no conservador, sino ultraconservador, el oponerse al aborto, y sea superprogresista defender al lobo, o a la abubilla verde, o a los huevos de las cigüeñas, que no se pueden desmontar los nidos porque son una especie protegida ¿Cómo no considerar especie protegida a la vida humana?”, se preguntó Argüello.

Tras admitir que “el aborto es un drama, en primer lugar para la mujer que lleva esa vida”, Argüello criticó que “se considere un derecho la muerte de una nueva vida en el seno de la madre, y que no haya un derecho de presencia en la plaza pública para poder orar, para poder ofrecer a estas personas otras posibilidades y ayudas. Me sorprende”.

Para el portavoz de la CEE, la presencia de esas personas junto a las clínicas “quiere recordar, con la oración, la dignidad sagrada de la vida humana, y con la información, de que hay alternativas al aborto”. Al tiempo, subrayó que, en más de una ocasión, algunas mujeres “han cambiado su decisión”.

“Esto no es una cuestión de fe, sino de ciencia. La ciencia nos dice que hay una nueva vida, con un ADN propio, con un genoma propio, con unas capacidades de crecer y desarrollarse que si no se interrumpen llegarán a alumbrar una nueva vida que ya es”, glosó Argüello, quien se mostró en contra del registro de objetores de conciencia al aborto, subrayando que “en esta época, obligar a un objetor a que además tenga que registrarse de manera previa… afecta a sus derechos”.

Finalmente, cuestionado por el caso de Cesáreo Gabarain y la posibilidad de que se prohiban sus canciones en las misas, el portavoz de la CEE calificó esa posibilidad de “una condena típica de tiempos medievales, de los sambenitos”. Sería bueno que pudiéramos distinguir: decir que la obra musical de esta persona queda contaminada por lo que pudiera haber dicho o hecho, me parece exagerado. Sus canciones habrán de ser valoradas por su calidad musical, por lo que puedan decir o significar”.

“La CEE no tiene ninguna decisión de abrir ninguna investigación”, finalizó Argüello. ¿Las diócesis afectadas? “Francamente, lo dudo. Estamos hablando del cardenal Tarancón, fallecido; esa persona, fallecida. Los implicados han muerto”. No así las víctimas.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share