La Iglesia católica promueve un referendo sobre las uniones homosexuales en Costa Rica

La Iglesia católica de Costa Rica promueve entre los fieles la recolección de firmas para que se convoque un referendo por el que los ciudadanos aprueben o rechacen el reconocimiento legal de las parejas de homosexuales, y admitió estar en contra de esas uniones, informó hoy la prensa local.
 
La celebración del referendo sobre este tema fue solicitada en 2008 al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) por un grupo afín a la iglesia católica llamado Observatorio Ciudadano, quien deberá presentar 136.750 firmas, para que el órgano convoque la consulta. EFE/Archivo

El referendo, previsto para diciembre próximo, sometería a consulta de la población el reconocimiento por ley de las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, así como sus derechos a gozar de herencia, pensión y acceso al crédito bancario, entre otros.

El canciller de la Curia Metropolitana, sacerdote Mauricio Granados, confirmó a medios locales que los líderes de la Iglesia católica dieron autorización para que un grupo laico recoja firmas a la salida de las misas.

Esta situación había sido denunciada por varios ciudadanos a través de medios de comunicación y redes sociales en internet.

De acuerdo con Granados, los formularios para firmar a favor de la realización del referendo se entregan a los fieles al concluir la misa, aunque también admitió que la Iglesia ha expresado su posición en contra del reconocimiento legal a uniones homosexuales durante las homilías.

Las autoridades católicas han manifestado en reiteradas ocasiones que el proyecto de ley que se encuentra en el Congreso y que pretende el reconocimiento de las llamadas "sociedades de convivencia" entre personas del mismo sexo, "lesiona" los valores morales del país y compromete la institución del matrimonio.

La celebración del referendo sobre este tema fue solicitada en 2008 al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) por un grupo afín a la iglesia católica llamado Observatorio Ciudadano, quien deberá presentar 136.750 firmas, para que el órgano convoque la consulta.

Esta semana el TSE informó de que faltaban 31.000 firmas y que el plazo para presentarlas vence el 16 de junio.

No obstante, Luis Antonio Sobrado, presidente del Tribunal, manifestó que "ya han presentado una gran cantidad de listados que hacen presumir que superarán con éxito el margen del 5 por ciento del padrón (136.750 firmas)".

Grupos defensores de los derechos de la comunidad homosexual se oponen a que este tema se someta a referendo, argumentando que es un asunto de derechos humanos fundamentales.

La consulta, aseguran, "pondrá a la mayoría popular a decidir los derechos de una minoría".

De completarse las firmas necesarias, el TSE ha señalado que convocaría al referendo para el próximo 5 de diciembre, día en que se celebrarán las elecciones de alcaldes en todo el país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...