Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Generalitat de Camps da a los embriones la identidad de un nacido a la hora de puntuar por un colegio

Todo vale para sabotear la nueva Ley del aborto impulsada por el Gobierno

La Generalitat valenciana ha decidido que un feto será determinante en la admisión de alumnos del próximo curso escolar en centros públicos o privados concertados de esa Comunidad. El solo estado de gestación de la madre favorecerá a la familia con hasta cinco puntos a favor para inscribir a sus hijos en el colegio elegido.

Como ya lo hizo en lo relativo a vivienda protegida y en las ayudas para la adquisición de los libros de textos, el Gobierno de Francisco Camps hace alarde de una exagerada defensa de la vida, dando al embrión los derechos de los niños nacidos. La madre podrá justificar su estado de gestación con un certificado médico que acredite el embarazo en el momento de la presentación de la solicitud de escolarización, según el diario Levante. Esto representará un quebradero de cabeza para la Consejería de Educación, que tendrá que tomar medidas para que no le pasen gato por liebre, teniendo en cuenta las muchas trampas que muchas familias suelen hacer para intentar matricular a sus hijos en su colegio de preferencia.

Embrión igual a nacido
La Conselleria aplica la Ley 6/2009 de protección a la maternidad que, en el artículo 22, establece que en los procesos de admisión de alumnos de centros docentes no universitarios mantenidos con fondos públicos, "los alumnos cuya madre se encuentre en estado de gestación, se beneficiarán de una puntuación idéntica a la que obtendrían si ya hubiera nacido su nuevo hermano o hermanos, en el caso de gestación múltiple".

Juan Cotino y su cruzada
El promotor de esta cruzada provida es Juan Cotino(en la foto, junto a Camps), numerario del Opus Dei, que es conseller de Urbanismo de la Generalitat valenciana, quien en octubre pasado tuvo la ocurrencia de dar a los óvulos fecundados el estatus de “miembro adicional” de la unidad familiar y convertirles en un plus para que la familia pudiera ser “beneficiaria con protección preferente” de ayudas públicas a la vivienda.

Contra la Ley del aborto
El pasado 28 de septiembre Cotino, vicepresidente tercero de la Generalitat rubricó una resolución que considera los embriones nuevos miembros de la unidad familiar a efectos legales, según recogió El País. La medida no fue más que una clara oposición a la nueva Ley del aborto impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Un embrión, una vivienda protegida
“A efectos de los planes de vivienda, se computará que la unidad familiar de la que forma parte la mujer embarazada está integrada por uno o más miembros adicionales desde el momento de la fecundación, dependiendo del número de hijos que espere”, expresaba la normativa engendrada por Cotino.

Familia numerosa y renta
Ahora el Gobierno de Camps lanza una iniciativa similar para Educación concediendo a los embriones la identidad de un nacido. En la resolución dedicada a este aspecto, se indica que a la hora de valorar la puntuación correspondiente a familia numerosa, si éste fuera el caso, se asignará al alumno la puntuación correspondiente si sumados los hijos nacidos y los que se hallen en estado de gestación se reúnen las condiciones establecidas para ostentar tal condición. También se tendrá en cuenta en la aplicación del criterio renta, donde se dedicará una línea para "cada uno de los futuros hermanos del alumno que se encuentren en gestación" .

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Madre como Dios manda

La presidenta de la Comunidad de Madrid quedará este viernes investida en su segundo mandato. En el debate de…
Total
0
Share