Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Fiscalía investigará a la comunidad hinduista

El Defensor del Ciudadano ha trasladado las dos versiones completamente opuesta sobre la supuesta explotación laboral y sexual

El Defensor del Ciudadano de Granada, Melchor Sáiz-Pardo, se ha reunido con el Fiscal Superior de Andalucía, Jesús García Calderón, para trasladarle la información que ha recabado sobre la comunidad hinduista que ha sido acusada de ser una secta y de explotación laboral y sexual por parte del líder.

En el encuentro, de carácter informativo, el Defensor del Ciudadano ha hecho entrega de las dos versiones de los hechos, la de los padres de la veintena de chicas que hay en la comunidad que defienden que las han captado, y la de una de las chicas que asegura que están allí voluntariamente y por devoción a la religión hinduista.

Sáiz-Pardo ha explicado que el Fiscal se ha interesado mucho por el asunto y que pondrá en marcha "las medidas que considere oportunas", aunque la Fiscalía Superior de Andalucía no es competente para iniciar una investigación ya que debe ser la Fiscalía Provincial de Granada a raíz de una denuncia que todavía no se ha producido, han apuntado fuentes judiciales.

Los familiares de estas chicas se han puesto a disposición de la Fiscalía y de las fuerzas de seguridad en una posible investigación para contarles su versión de los hechos, así como la joven integrante de la comunidad, que defiende su derecho constitucional a practicar una religión y que toda esta trama es un montaje de una persona que fue expulsada del grupo.

La comunidad 'Vadika Pratisthana Sangha. Comunidad Hinduista de la Dharma Védica de España' ha sido acusada por familiares de sus miembros de ser una secta en la que el gurú supuestamente ha captado a universitarias a las que habría "esclavizado" laboral y sexualmente, además de apropiarse de su dinero, entre otros delitos.

Según los testimonios trasladados a Sáiz-Pardo por las chicas, algunas de ellas que llevan allí hasta cinco años, están convertidas en esclavas, algunas de ellas sexuales, y no perciben ningún tipo de salario, además de que si tienen alguna nómina por otros trabajos el gurú supuestamente capta ese dinero.

Además, denuncian que llevan el pelo rapado, siguen una dieta vegetariana que les ha hecho perder mucho peso y que visten con ropas viejas y descoloridas.

La comunidad por su parte defiende que están registrados y que no hay nadie secuestrado ni manipulado mentalmente porque su camino es el de "autorrealización", por lo que toda esta trama responde a una "persecución religiosa" iniciada por un grupo de personas que no tienen relación con la comunidad, otras que no pudieron acceder a ella y otras que fueron expulsadas.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Cae otro Cristo

Vissarion, a saber, «El que da la vida», es el término que utilizan sus seguidores para referirse a…
Total
0
Share