La fiscalía investiga al presidente del banco del Vaticano

Tedeschi es sospechoso de no haber informado a las autoridades sobre operaciones financieras fraudulentas La Santa Sede reacciona con «perplejidad» y expresa su «máxima confianza» con el directivo del IOR

Ettore Gotti Tedeschi, presidente del Instituto para las Obras de la Religión (IOR), en una imagen de archivo. FRANCO CAVASSI | EFEEl director del banco del vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, y otro directivo de la misma institución están siendo investigados por la fiscalía de Roma, por no haber cumplido con las normas internacionales para impedir el blanqueo de dinero. El Vaticano, que nunca ha firmado dichas normas, aunque ha prometido que lo hará antes de fin de año, se ha mostrado “sorprendido y perplejo” y ha confirmado su “confianza” hacia el director del llamado Instituto para las Obras de Religión (IOR), que desde dentro del Vaticano funciona como cualquier banco.

La investigación de la fiscalía se ha disparado después que el banco central (Bankitalia) le informase sobre dos transferencias por unos 23 millones de euros a la JP Morgan de Fránkfort y de otra transferencia efectuada desde tres bancos italianos a la Banca del Fucino, también italiana. Según la normativa, el IOR, que es considerado como un banco extracomunitario, estaba obligado a informar al banco central italiano sobre la identidad física o jurídica de los beneficiarios de las transferencias y al no hacerlo ha incurrido en un posible delito. No conociendo los beneficiarios, la fiscalía ha puesto bajo investigación al titular del instituto y a otro directivo, secuestrando preventivamente las cantidades transferidas.

Voluntad de "buena transparencia"

Un comunicado de la Secretaría de Estado del Vaticano informó ayer que “es conocida la clara voluntad, varias veces manifestada por las autoridades de la Santa Sede, de que haya plena transparencia en lo que se refiere a las operaciones financieras del IOR”. El comunicado prosigue afirmando que “desde hace tiempo” la Santa Sede está negociando con los organismos internacionales (OECD y GAFI) para entrar a formar parte de la llamada “lista blanca”. Es decir de organismos que aplican totalmente las normas antiblanqueo.

Algunas filtraciones informativas de principios del pasado verano ya anunciaban que durante el otoño saldría a la luz pública un posible nuevo escándalo que afectaría al IOR. En dicho banco, tenían sus cuentas algunos funcionarios de alto nivel del Estado italiano, investigados y encarcelados por haber lucrado a través de la Protección Civil y la organización de Grandes Eventos a través de Obras Públicas. Alguno de los mismos tenía cuentas corrientes abiertas en el Vaticano, lo que le podía permitir la constitución de capitales no declarados y evadir impuestos en Italia. Cuando estas noticias salieron a la luz pública, el Vaticano ordenó una criba de todas las cuentas que había en el banco y, según informaciones no confirmadas, habría descubierto unas 300 puestas que llevaban nombre de fantasía.

Archivos de imagen relacionados

  • Tedeschi
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...