La fiscalía francesa investiga al alcalde que censó a los alumnos musulmanes

El ultraderechista Ménard, alcalde de Béziers, hizo el recuento basándose en el origen de los apellidos de los estudiantes

La justicia francesa anunció este martes la apertura de una investigación después de que el alcalde de Béziers (sureste), el ultraderechista Robert Ménard, afirmase que ha censado a los alumnos musulmanes de la localidad basándose en el origen de sus apellidos.

«El 64,6 % de los alumnos de Béziers son de confesión musulmana», afirmó Menard este lunes, en un programa del canal de la televisión pública France 2. La conversión a la ultraderecha de Ménard es llamativa ya que fue uno de los fundadores y presidió hasta el 2008 la oenegé de libertad de prensa Reporteros Sin Fronteras.

En el cargo desde 2014, Ménard aseguro ser consciente de que su cargo no le «daba derecho» a clasificar a los alumnos y admitió haber elaborado el censo apoyándose en las connotaciones religiosas del apellido de los niños.

Tras la revelación, la Fiscalía de Béziers anunció este martes la apertura de una investigación preliminar con el objetivo de esclarecer el comportamiento del regidor, contrarios a una ley de 1978 que prohíbe el tratamiento de los datos «relativos a los orígenes de personas».

«ACTO VERGONZOSO»

La actitud de Ménard, que gobierna con el respaldo del Frente Nacional (FN) el municipio más grande controlado por la ultraderecha, ha despertado un gran escándalo en Francia y ha despertado la reacción del Ejecutivo.

«Estos actos no pueden quedar sin consecuencias. Cuando se trata de lo esencial, la República y sus valores, los cargos públicos deben ser ejemplares», declaró el primer ministro galo, Manuel Valls, ante la Asamblea Nacional.

El jefe del Gobierno consideró la actitud de Ménard de «vergonzosa» en un mensaje colgado en la red social «Twitter».

La ministra de Educación, Najat Valaud Belkacem, alertó, por su parte, contra la «instrumentalización de una religión» y aseguró que «la extrema derecha no ha retenido nada de las lecciones de la historia».

La titular de Educación agregó que ya ha contactado a la administración educativa local para «actuar judicialmente» contra el censo promovido en Béziers.

ALCALDE POLÉMICO

En Francia las estadísticas étnicas están prohibidas en razón de la ley del 6 de enero de 1978, aunque la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades (CNIL) puede autorizarlas de forma excepcional.

Esta no es la primera polémica protagonizada por el regidor de Béziers, quien estableció un toque de queda a los menores de 13 años en algunos barrios y encargó un libro sobre la ciudad al escritor Renaud Camus, vinculado al negacionismo de la persecución de los judíos en la Segunda Guerra Mundial. También generó una gran polémica sus carteles anunciando que la policía local ya disponía de pistolas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...