La evangelización garantizará «la unidad de todos los pueblos de España»

El cardenal Cañizares aseguró ayer que la “herencia espiritual” de España y la tarea evangelizadora son el camino no sólo “para una nueva primavera de santidad y de vida cristiana” sino también para “la unidad entre todos los pueblos do España”. Lo dijo en la Basílica del Pilar, en Zaragoza, en la homilía con motivo del día de la Fiesta Nacional.

El cardenal alertó sobre la necesidad de recuperar la fe “que une y ha dado unidad a nuestro pueblo”. En su opinión, es necesaria para el verdadero “entendimiento entre todas las gentes que formamos este noble pueblo, unión histórica, con raíces históricas que no pueden sufrir quebranto por decisiones que pudieran llevar a la exclusión de un patrimonio común”.

Que la Virgen nos proteja
Cañizares terminó su alocución pidiendo a la Virgen que proteja a España "y le ayude a mantener una unidad cada día más fuerte entre sus gentes".

El día anterior, en Valladolid, se había expresado en términos parecidos en un acto conmemorativo, al cumplirse el Centenario de la muerte de Cristóbal Colón, para honrar y recordar a la Reina Isabel la Católica. El cardenal destacó que España no perdió su cristianía a pesar de la invasión musulmana. "Durante ocho siglos, España, iniciándose en Asturias, busca su identidad perdida", subrayó, e hizo un "esfuerzo porque ninguna otra confesión religiosa pudiese quedar instalada a perpetuidad en su territorio".

"España no es sin la fe cristiana"
El cardenal aseguró que “si bien es verdad que es España y cristianismo no coinciden ni han coincidido nunca del todo, se quiera o no se quiera, se reconozca o no, España no es sin la fe cristiana". "El proyecto histórico de España fue durante la Edad Media su condición cristiana que fortalecido y renovado con nuevas perspectivas de futuro se mantiene hasta nuestros días. Contemplar esta historia nos ayuda a comprenderla y mirar hacía el futuro", subrayó Cañizares.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...