La CPDT condena las últimas actuaciones policiales

En un comunicado expresan su repulsa por las formas de los agentes de seguridad y afirman haberse superado las cifras de situaciones y personas torturadas en España del pasado año.

La Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura se suma a los diferentes colectivos que han rechazado públicamente la actuación de la policía y las fuerzas de seguridad del estado en las últimas semanas, agravadas por la actuación tras la marcha laica organizada contra la visita a nuestro país del señor Ratzinger.

La CPDT vela por el cumplimiento de los mecanismos internacionales de prevención de la tortura en el Estado español, y según sus últimos estudios, afirma que se ha incrementado el número de situaciones y víctimas de tortura durante este año. Explican que en lo que llevamos de año se han superado las cifras totales alcanzadas en el anterior: 251 situaciones documentadas y 540 personas afectadas.

Ante esto, la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura ha manifestado su rechazo ante la violencia y brutalidad policial: “Manifestamos nuestra más contundente repulsa a los métodos policiales empleados para disolver concentraciones y manifestaciones de colectivos sociales (15-M, laicismo, sindicatos, etc.) a través de insultos, vejaciones, coacciones, amenazas o violencia injustificada.”

También exigen que se depuren las responsabilidades políticas y profesionales de los órganos competentes que ordenador y permitieron las mismas a todos los niveles, así como denuncian el incumplimiento de las Instrucciones 12 y 13 de 2007 de la Secretaria de Estado de Seguridad referente a identificación, empleo de la fuerza y oportunidad de la práctica de detención.

Exigen la intervención del Ministerio del Interior para esclarecer las responsabilidades de los hechos, denuncian la pasividad del Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura y repudian el contenido de los comunicados emitidos por las centrales policiales.

Como conclusión muestran sus solidaridad con todas las personas víctimas de estos abusos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...