La Corte Suprema de Argentina debatirá la separación de la Iglesia del Estado por la contratación de capellanes en hospitales públicos

Llega a la Corte un amparo iniciado por la Federación Argentina LGBT exigiendo la derogación de una ordenanza de la dictadura que obliga a contratar a capellanes y religiosas en hospitales públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el año 2012, mientras se debatía el protocolo de aborto no punible en la Ciudad de Buenos Aires, sectores conservadores y clericales intentaron obstaculizar la práctica del aborto a una mujer víctima de trata de personas.

En esa ocasión, tomó estado público la vigencia en la CABA de la Ordenanza 38.397, dictada en plena dictadura militar, que obliga al gobierno de la Ciudad a contratar capellanes y religiosas en los hospitales públicos y en hogares municipales. En su carácter de empleadxs públicxs, un capellán del Hospital Ramos Mejía tuvo acceso a la data sensible de la mujer que quería abortar y le impuso una misa en la puerta de su casa para que no lo hiciera.

La Ordenanza, además de otorgarles a los miembros de la Iglesia Católica un lugar de privilegio con relación a otros cultos, viola la laicidad del Estado ya que todxs lxs ciudadanxs les pagamos sueldo, alojamiento, alimentación, atención doméstica y planchado de ropa. De hecho, los representantes de otros cultos deben solicitar autorización a los sacerdotes para acceder a ver a lxs usuarixs de los servicios de salud.

Durante el proceso, se dictaron medidas cautelares a fin de que se resguardaran los datos personales de lxs pacientes, así como que lxs representantes de todos los cultos tuvieran igualdad de acceso.

La Sala I de la Cámara de Apelaciones CAyT dictó sentencia favorable en el 2016, al considerar que la Ordenanza provoca perjuicios a quienes no profesan la religión católica y que viola las libertades de culto y de conciencia, el derecho a la autonomía personal y la garantía de la igualdad, reconocidas en la Constitución Nacional, ya que implica imponer en establecimientos públicos de salud una perspectiva católica de la moral.

Ante el rechazo del Superior Tribunal de Justicia de la CABA, se nos concedió el Recurso Extraordinario para que el caso sea tratado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Ante el reciente rechazo de la Cámara de Senadores a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y la evidente intromisión de las iglesias para evitar que se aprobara la ley, resulta de gran trascendencia esta posibilidad de debatir la separación de la iglesia del Estado.

Son las mismas iglesias que se han opuesto a las Leyes de Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género que la FALGBT ha impulsado. Por eso luchamos desde entonces por el Estado Laico, como el único sistema que nos permite desarrollar distintos planes de vida y convivir pacíficamente en una sociedad plural.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...