La Conferencia Episcopal contempla una asignatura de Educación optativa y alternativa

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, afirmó hoy que en caso de que la asignatura de Educación para la ciudadanía invada las convicciones religiosas y morales de los padres, estos tendrán “el pleno derecho” a ejercer la objeción de conciencia y a articularla jurídicamente para que sus hijos no tuvieran que cursar esa asignatura.

De este modo, destacó que el “problema” de la asignatura es su obligatoriedad, ya que en este caso se debe “tener cuidado” para que no colisione con los derechos fundamentales de los padres, a quienes la Constitución Española asegura el derecho de que sus hijos serán educados de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales, según dijo Martínez Camino, en el marco de la Jornada de Estudio sobre 'Educación para la Ciudadanía' celebrada hoy en la sede de la Conferencia Episcopal en Madrid.

Asimismo, Martínez Camino insistió en que “de momento hay serias dudas de que los programas actuales respeten la neutralidad del Estado”, por lo que si esto persiste y se comprueba que los programas invaden el campo “de la definición del bien y el mal moral y la educación de la conciencia de los alumnos”, los padres tendrían “pleno derecho” a ejercer su objeción y a articularla jurídicamente para que sus hijos no tuvieran que cursar esa asignatura al contradecir sus convicciones morales.

No obstante, el portavoz de la CEE reconoció que si la asignatura se plantea “como alternativa a la religión no habría problema”, ya que los padres podrían ver “si la eligen o no para sus hijos”, de hay que insistiera en que en ese caso la Iglesia “podría hablar” ya que no importaría que la materia rozara el campo de los principios de la formación moral y religiosa.

A su modo de ver, la asignatura no debe proponer un programa que explique aspectos como la “concepción del matrimonio y la relación con el bien y con el mal”, pidiendo que no se centre en valores morales y, en cambio, explique “modos de convivencia, los sistemas de leyes o el constitucional, sin especificar cual es el bien y el mal moral”, aseveró Martínez Camino.

Por otro lado, en lo referente a la asignatura de religión, destacó que están “en un periodo de borradores”, por lo que se debe hablar de ellos “con mucha paciencia a fin de obtener un consenso final”, aunque no definió si estará finalizado para finales de año.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...