Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Cienciología estrena templo y pide ser Iglesia

En pleno Centro Histórico de la ciudad de México, hoy será inaugurado el templo más grande de esta creencia que algunos califican como negocio

Este sábado abre sus puertas en la ciudad de México el nuevo templo de la Cienciología, considerada un sistema de creencias que busca, a través de cursos de autoayuda a precios generalmente altos, el mejoramiento espiritual y personal del individuo.

A la par de ese suceso para los creyentes de la Cienciología, KIOSKO confirmó, a través de la Dirección de Asuntos Comunitarios de la Iglesia de la Cienciología, que también se busca el trámite de registro como asociación religiosa. La solicitud se encuentra en proceso ante la Secretaría de Gobernación.

El nuevo macrotemplo, que se ubica en Avenida Juárez y Balderas, en pleno centro de la capital, será inaugurado hoy por la tarde con una fiesta popular, a la que asistirá como invitado especial, el actor estadounidense Tom Cruise, uno de los máximos representantes públicos de la práctica, a la que sus adeptos llaman religión.

Su fundador fue el estadounidense Ronald Hubbard, un ex oficial de marina y escritor de ciencia ficción, quien en 1950 publicó su libro Dianética, la ciencia moderna de la salud mental.

Ese libro, hoy traducido en más de 50 idiomas, detalla la metodología a través de la cual se curan las enfermedades de la mente, que, dicen, de no ser tratadas a tiempo producen padecimientos físicos. Se dice también que su estudio y práctica puede mejorar la vida y capacitarse para entenderse mejor a sí mismo y a otros.

Hubbard no quiso crear con la Dianética tan solo una nueva terapia para enfermedades mentales y psicosomáticas, sino que quiso fundar una nueva religión con este nombre: ´Church of Scientology´ (Iglesia de la Cienciología). Su símbolo es una cruz sin Cristo.

Curiosamente la Cienciología sigue una larga tradición de prácticas religiosas y pretende el crecimiento espiritual y humano de las personas.

Esto se logra a través de terapias para borrar traumas (engramas) de millones de años de supuestas vidas pasadas, con el fin de lograr la felicidad del ser humano al pasar a un estado conocido como "clear" (tetan operante).

Según la Cienciología, ese estado de superhombre sólo se alcanza por medio de la "Tecnología", cursos especiales y sesiones de auditación en un aparato llamado E-meter, que puede proporcionar solamente la iglesia de Cienciología. Los costos varían de 250 dólares hasta 25 mil siendo común el precio de 500 dólares la hora por auditaciones.

La Cienciología en México

La Iglesia de la Scientology en México se encuentra actualmente en un edificio viejo ubicado frente a la estación del metro Chapultepec, en la colonia Roma Norte.

Desde mediados de los 70, la Cienciología llegó a esta país y opera como una asociación civil. Sin embargo, en 2008 iniciaron un proceso para obtener su registro como asociación religiosa. Pero no tuvieron éxito.

Sus detractores consideran que esa creencia es más bien un negocio que, en lugar de encargarse de los asuntos espirituales, obtiene ganancias millonarias por la venta de libros y videos y las cuotas que cobran por sus servicios.

No obstante, su crecimiento avanza. Los números dados a conocer por la asociación civil señalan que, a nivel mundial, existen 700 centros en 65 países, con ocho millones de adeptos. Cifras de sus críticos dicen que son de alrededor de 50 mil.

En el centro de las críticas

Desde hace años, la Cienciología se ha ubicado el centro de la polémica, pues ha sido acusada de ser una organización puramente lucrativa.

La revista Time comentó en el número de mayo 6 de 1991: “La Cienciología se nos presenta como una religión pero no es nada más que un terrible fraude mundial”. La publicación detallaba en su texto que su práctica era un “culto a la avaricia”. La Cienciología también ha enfrentado cuestionamientos en Australia, Francia, Gran Bretaña y Australia. La revista Cambio 16 de España recogió, en 1988, una investigación de cómo se llevó a cabo un proceso judicial en el cual 11 de sus miembros ingresaron a prisión.

Durante la investigación se requisaron documentos, material técnico, compuestos químicos y ordenadores con programas sobre la situación económica de importantes empresas españolas.

El reportaje “El infierno de las sectas”, escrito por el español César Vidal Manzanares en 1989, refiere que la Cienciología tiene métodos de captación muy variados, que van desde el contacto personal al contacto para la desintoxicación de drogadictos, pasando por cursillos de tipo psicológico.

Los adeptos son captados cuando se ofrecen cursos y test gratuitos. En las sesiones, llamadas “audiciones”, se les ayuda a superar sus fallas espirituales que los han llevado al sufrimiento, subraya.

Los cienciólogos explican esta contribución económica argumentando que, al igual que otras religiones, ellos tienen feligreses que ayudan y dan aportaciones, como en cualquier parte del mundo.

¿Caridad o negocio?

Los integrantes de la Cienciología aseguran que su Iglesia se dedica también a realizar obras de caridad y a mejorar la comunidad. Se dicen abiertos a todo tipo de personas, sin importar su credo, su posición económica, política o social.

Desde hace algunos años la Dianética actúa también en el campo de la drogadicción para, supuestamente, curar con métodos propios a los drogadictos en centros antidroga llamados “Narconon”. La cura se basa en píldoras vitamínicas, ejercicios físicos, y, sobre todo, en estudiar los libros de L. Ronald Hubbard.

Los gastos de la terapia que ofrece esta iglesia son muy altos; a cambio, aseguran los dirigentes de la Dianética, el 80% de los drogadictos atendidos, en escasos meses quedan reintegrados a la vida normal, lo cual resulta tentador para padres de familia desesperados y decididos a cualquier sacrificio económico. (Con información de Natalia Gómez Quintero.)

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Cae otro Cristo

Vissarion, a saber, «El que da la vida», es el término que utilizan sus seguidores para referirse a…
Total
0
Share