La Catedral Nacional de Washington permitirá que se oficien bodas gais

Afiliada a la Iglesia Episcopal de Estados Unidos, ha sido escenario de grandes encuentros religiosos y políticos

La Catedral Nacional de Washington, toda una institución de estilo neogótico que domina gran parte del paisaje de la capital norteamericana; donde se han celebrado los funerales de los presidentes Ronald Reagan, Dwight Eisenhower y Gerald Ford, y donde han rezado tras tomar posesión de su puesto los dos George Bush y Barack Obama, ha anunciado este miércoles que permitirá que se oficien en su interior bodas gais. La catedral, la sexta mayor del mundo, está afiliada a la Iglesia Episcopal de Estados Unidos, que en julio bendijo las uniones entre personas del mismo sexo.

Según dijo al hacer el anuncio el reverendo Gary Hall, diácono del templo, “la Catedral Nacional de Washington tiene una larga historia de avance de la igualdad a la gente de todas las fes y perspectivas”. “Afirmamos de forma entusiasta que cada persona es un hijo amado de dios, y eso significa incluir la participación total de gais y lesbianas en la vida de esta casa espiritual de la nación… En mis 35 años en la clerecía, algunas de las obras de trabajo que personalmente más me han inspirado han nacido de las comunidades gais y lesbianas con las que he trabajado”, añadió.

La catedral comenzó a construirse en 1907 y no se acabó hasta 1990, cuando George H. W. Bush tomó parte en el acto de colocación del último pináculo. Con sus 92 metros, es la cuarta estructura más alta de Washington, una ciudad donde están prohibidos los rascacielos. En su interior han tenido lugar grandes encuentros políticos y religiosos, como el último sermón que el reverendo Martin Luther King pronunció en 1968, antes de ser asesinado. En 2011 el edificio quedó dañado por un terremoto, que provocó grietas y la rotura de varios elementos decorativos en el exterior.

En julio los órganos de gobierno de la Iglesia Episcopal norteamericana, las cámaras de Obispos y de Diputados, que representan a los religiosos y a los laicos, votaron a favor de oficiar uniones gais. A pesar de ello, no las convirtieron en obligatorias: los obispos que no acepten los matrimonios entre personas del mismo sexo se pueden negar a oficiarlos en sus diócesis. El matrimonio gay no es legal a nivel federal en EE UU, aunque sí se ha aprobado en nueve Estados y la capital federal, donde se ubica la Catedral Nacional.

La Iglesia Episcopal de EE UU, con 2,1 millones de fieles, está afiliada al anglicanismo. En 2009 sus órganos de gobierno autorizaron la ordenación de gais y lesbianas, algo que generó tensión con las denominaciones de Reino Unido y África. Previamente, en 2003, una diócesis de New Hampshire había elegido al primer obispo homosexual, el reverendo Gene Robinson. Algunas diócesis norteamericanas cambiaron por ello de afiliación, abandonando la Iglesia Episcopal de EE UU y adscribiéndose a la de África. Las primeras bodas gais no se oficiarán en la catedral hasta al menos dentro de seis meses.

La Catedral Nacional de Washington, este 9 de enero. / CHIP SOMODEVILLA (AFP)

Archivos de imagen relacionados

  • Catedral Nacional de Washington
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...