La Biblia se libra de los aranceles de Trump a China

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos no ha incluido los ejemplares impresos en el país asiático en las listas de los productos que experimentarán un sobre coste del 10%.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China no ha alcanzado a la Biblia, finalmente. Aunque el anuncio a principios de agosto de nuevos aranceles por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, aludía también a la impresión de ejemplares bíblicos en el país asiático, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) ha publicado el listado de productos importados que experimentarán un sobre coste del 10% a partir del 1 de septiembre y otro grupo de bienes a los que se le aplicará la tasa a partir del 15 de diciembre, sin que la Biblia figure en ninguno de ellos.

“Ciertos productos han sido retirados de la lista de tarifas en base a la salud y la seguridad nacionales y otros factores adicionales”, han señalado desde la oficina. Los aranceles afectarán a un total de 300.000 millones de dólares de importaciones de productos fabricados en China, sobre todo tecnología, juguetes o accesorios de ropa y vestimenta.

EL MERCADO MILLONARIO DE LA BIBLIA EN ESTADOS UNIDOS

Según Harper Collins, el grupo editorial propietario de Zondervan y de Thomas Nelson, los principales editores de biblias en Estados Unidos, y que controla el 38% del mercado, cada año se venden unos 20 millones de ejemplares de la Biblia en territorio estadounidense. 

El presidente de la compañía, Mark Schoenwald, explicaba a la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, con motivo del anuncio de aranceles por parte de Trump, que el 75% del coste de cada ejemplar impreso de la Biblia se gasta en China. En el caso de la Convención Bautista del Sur (SBC, por sus siglas en inglés), la denominación más numerosa del país, es del 31%, según Christianity Today. “La Biblia nunca debería haber sido un sujeto de este tipo de tasación”, ha dicho a la revista estadounidense el presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética de la SBC, Russell Moore.

“Estamos satisfechos por no tener que afrontar tarifas por la impresión de Biblias en China”, ha señalado también el director ejecutivo de la editorial Tyndale, Mark D. Taylor. En la misma línea, el presidente de la Sociedad Bíblica Americana (ABS, por sus siglas en inglés), ha remarcado que es un “alivio escuchar que la Biblia no será incluida en la lista inicial de productos potencialmente sujetos a aranceles”.

Según el mismo medio estadounidense, China se ha convertido en el país donde se producen más ejemplares de la Biblia, con casi 200 millones de impresiones desde 1988. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...