La asistencia religiosa evangélica ya está presente en tanatorios y cementerios públicos de Madrid

Representantes del CEM y de la empresa municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, en el acto de firma del convenio.

Los evangélicos ganan terreno en servicios públicos: la Consejería de Salud de Murcia regula la asistencia religiosa de esta confesión en los hospitales

La asistencia religiosa de cualquier confesión en espacios públicos, como pueden ser hospitales y tanatorios, es un derecho recogido por la Constitución, a pesar de que ciertos partidos políticos y organizaciones laicas presionen para que la religión se circunscriba solo a la esfera privada.

Pues bien, ahora la confesión evangélica está ganando terreno en el espacio público. Así, el pasado 3 de junio el Consejo Evangélico de Madrid (CEM) firmó un convenio de colaboración con la Empresa Municipal Servicios Funerarios de Madrid (SFM).

Dicho convenio garantiza la “asistencia religiosa o espiritual por parte de capellanes evangélicos a las familias que profesan la religión protestante o cualquier otra que lo solicite durante su estancia en los tanatorios…”, tal como dice la cláusula primera del convenio, según informa Actualidad Evangélica y que recoge el último boletín del Observatorio del Pluralismo Religioso en España.

Tanatorio M-30 y Sur

El convenio ha entrado en vigor tras su firma por lo que a partir de ahora se podrá solicitar asistencia religiosa evangélica en los tanatorios públicos gestionados por la SFM: Tanatorio M-30, Tanatorio Sur, y los cementerios y crematorios gestionados por la empresa municipal SFM.

En representación del CEM firmaron el acuerdo el secretario ejecutivo, Manuel Cerezo; el presidente, Jesús Manzano; y el consejero de Asistencia Religiosa Evangélica, Juan José Román. Por su parte, la SFM estuvo representada por su gerente, Fernando Sánchez González.

La SFM se ha comprometido a difundir estos servicios en los medios de comunicación a su alcance, directamente a los usuarios a través de su red comercial, y a través de un folleto explicativo elaborado conjuntamente por el CEM y SFM. También se crea una comisión mixta para el seguimiento, desarrollo y actualización del convenio.

La Consejería de Asistencia Religiosa del CEM se encargará de la formación de los capellanes y auxiliares de capellán que vayan a prestar dicho servicio.

“Esto es un hito más hacia la visibilización del pueblo evangélico en todas las esferas de la vida pública”, han valorado desde el CEM.

Hospitales de Murcia 

También se ha firmado un convenio similar para hospitales en Murcia La Consejería de Salud regulará la asistencia religiosa a los fieles de la confesión evangélica en los hospitales dependientes del Servicio Murciano de Salud (SMS), según figura en el convenio suscrito entre el consejero de Salud, Manuel Villegas, y el presidente del Consejo Evangélico de Murcia, Ángel Zapata, destaca Actualidad Evangélica y que también recoge el último boletín del Observatorio del Pluralismo Religioso en España.

Este acuerdo tiene una vigencia de cuatro años y da respuesta a una demanda de este colectivo en virtud de los principios de libertad religiosa y de igualdad y no discriminación por razón de religión.

El SMS se compromete a facilitar a los ministros de culto, designados por el Consejo Evangélico, el acceso al centro hospitalario de manera libre, con la debida autorización y sin limitación de horarios.

Además, se procurará, en función de las disponibilidades de espacio actualmente existentes, que el servicio de asistencia evangélica disponga de un lugar adecuado y de fácil acceso para la oración de los fieles y la celebración del culto. Este derecho de uso no será exclusivo, por lo que existirá obligación de compartirlo con cualquier otra confesión que lo solicite.

El Consejo Evangélico de Murcia, integrado en la Federación de Entidades Religiosas de España (Ferede), está compuesto por iglesias y entidades evangélicas o protestantes ubicadas en la región.

Según el Consejo Evangélico de Murcia, la firma del convenio viene a dar respuesta a una situación de discriminación religiosa que privilegiaba a la confesión mayoritaria y no ofrecía alternativas ni facilidades a las iglesias evangélicas para desarrollar su labor de asistencia religiosa en los hospitales de la Región.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...