La alcaldesa de Madrid en funciones y otros representantes del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, en el acto de clausura del encuentro de jóvenes Taizé

Madrid ha pasado hoy el testigo a la ciudad polaca de Wroclaw para el próximo Encuentro Europeo de Taizé, que en esta ocasión ha reunido a 15.000 jóvenes de distintas confesiones para participar en actividades y oraciones y profundizar en temas como el de los refugiados.

Desde el pasado viernes y hasta el día 1 de enero, los jóvenes llegados a Madrid desde diversos puntos de Europa y otros continentes han formado parte de una nueva “Peregrinación de confianza a través de la tierra”, organizada por la comunidad ecuménica de Taizé.

Este encuentro de la juventud cristiana europea de todas las confesiones se celebra por primera vez en Madrid (ha tenido lugar tres veces en Barcelona y una en Valencia), mientras que Wroclaw, próximo destino de jóvenes y adultos de 18 a 35 años, ya lo acogió en 1989 y 1995.

La comunidad de Taizé -nombre de un monasterio francés- fue fundada por el hermano Roger a finales de los años 70 y su sucesor, el hermano Alois, ha destacado hoy en el recinto ferial Ifema la necesidad de “tejer lazos, tender puentes sobre lo que divide”.

“Somos todos parte de la misma familia humana. Más que nunca, nos necesitamos unos a otros”, ha comentado Alois.

El cardenal arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, ha instado a los jóvenes de Europa a tener “un corazón grande para compartir las propias riquezas espirituales, intelectuales y materiales”.

“He experimentado que jóvenes venidos de lugares distintos de toda Europa con idiomas distintos tienen un forma de entenderse que es el lenguaje del corazón”, como en los Hechos de los Apóstoles cuando hablan y cada uno les entiende en su idioma, ha comentado.

Por su parte, el obispo de Wroclaw, monseñor Andrzej Siemieniewski, que ha venido a Madrid, ha invitado a hacer “más profundas y desarrollar las huellas que han ido dejando los encuentros anteriores”.

Al acto también ha acudido la alcaldesa de Madrid en funciones, Teresa Higueras, y otros representantes del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Los miles de jóvenes que pasan los últimos días de 2018 en Madrid se han alojado en casas particulares (más de 9.000 de ellos), en polideportivos y en otro tipo de alojamientos.

Cada uno ha tenido asignada una parroquia de referencia de las 170 que han participado en el encuentro y han podido orar, reflexionar sobre la acogida y la hospitalidad, y realizar talleres sobre diversos temas como el cambio climático o los refugiados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...