Jornadas «Una Sociedad Laica para una Escuela Laica». Córdoba 2005

De 3 al 5 de este mes de marzo, se han celebrado en el Centro de Profesorado Luisa Revuelta de Córdoba, las Jornadas Pedagógicas «Una Sociedad Laica para una Escuela Laica».

De 3 al 5 de este mes de marzo, se han celebrado en el Centro de Profesorado Luisa Revuelta de Córdoba, las Jornadas Pedagógicas “Una Sociedad Laica para una Escuela Laica”.

El objetivo no es otro que el de reunir a una serie de expertos, profesionales de la educación, colectivos, padres y madres de alumnos, etc. (más de 100 inscritos en total), para debatir en profundidad uno de los problemas que más está preocupando a la ciudadanía, en sus diferentes aspectos:

Ø  La aconfesionalidad, neutralidad o laicismo del Estado.

Ø  El Estado como garante de la libertad de conciencia, la libertad religiosa, la libertad de culto, etc., así como de la igualdad entre las distintas confesiones religiosas.

Ø  Una escuela pública, que sea reflejo fiel de esa aconfesionalidad y de esa libertad.

Ø  El laicismo como principio social que fundamenta el respeto y la tolerancia (derecho a la propia creencia y respeto a las demás), que genera espacios de democracia, justicia (no discriminación, no privilegios), convivencia en paz y libertad (aceptación de la pluralidad).

Las Jornadas han pivotado sobre tres conferencias:

1. Iglesia Católica y Estado Laico. Gonzalo Puente Ojea, Ex-embajador de España en la Santa Sede.

2. Laicismo y Constitución. Amelia Sanchís, profesora de Derecho Eclesiástico de la Universidad de Córdoba.

3. Laicidad y Ciudadanía. José Antonio Naz, miembro del colectivo Prometeo.

Una mesa redonda (Federación de Asociaciones de padres y madres de alumnos, Colectivo por la Escuela Laica de Córdoba y Colectivo Prometeo), bajo el tema “Las Religiones en la Escuela” y dos grupos de trabajo que elaboraron unas conclusiones que después de debatidas en plenario se elevaron a definitivas por consenso.

Ha sido muy importante la buena asistencia y el excelente grado de participación que hemos logrado, pero lo mejor, sin duda, ha sido el clima de escucha y respeto hacia todas las opiniones en el que se han desarrollado las jornadas.

Entre las muchas conclusiones aportadas, que recogemos al final de este documento, caben destacar dos por su amplio apoyo y significación:

Ø  Denunciar los acuerdos entre la Iglesia Católica y el Estado Español por inconstitucionalidad, ya que van en contra de un estado laico que no debe  primar con privilegios a ninguna confesión religiosa.

Ø  Exigir que la enseñanza religiosa, como asignatura específica, no forme parte del currículo, ni de la jornada escolar. Debe impartirse en sus ámbitos naturales (los propios de cada confesión) y financiarse de forma autónoma por cada iglesia y sus fieles, con independencia de las ayudas que pudieran recibir como asociaciones.

Otras aportaciones han ido las siguientes:

a. En el ámbito social y político: laicismo y sociedad.

a.1. Análisis de la situación actual:

1. Incidencia de las manifestaciones religiosas en los espacios públicos y en la vida de las personas laicas.

2. Ingerencias de la formación religiosa en el desarrollo de la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

3. Influencia consumista en la participación en los ritos de paso de personas no practicantes.

4. Uso y abuso del patrimonio histórico artístico por la iglesia católica.

5. Falta de memoria histórica sobre nuestro pasado laicista (Institución Libre de Enseñanza, II República…).

6. Desconocimiento general de los acuerdos entre la iglesia católica y el estado español y del desarrollo legislativo que han implicado.

7. Divergencia entre los datos de practicantes católicos que maneja la iglesia y los que reflejan la realidad social (sólo un 33 % del IRPF señalan el 052 % para la Iglesia Católica, poca asistencia a los oficios religiosos…).

a.2. Propuestas:

1. El asociacionismo aparece como la única vía de actuación, aunque se reconoce que es un camino difícil debido a que partimos con una gran desventaja, el oficialismo y los medios de comunicación no dejan espacio posible a discursos alternativos como es el del laicismo.

2. El trabajo en red, utilizando las tecnologías de la información y comunicación, puede potenciar que el discurso del laicismo amplifique su repercusión.

3. La insumisión puede ser una de las estrategias de defensa ante la interpretación religiosa del espacio público del ciudadano.

4.La reivindicación del derecho de uso y disfrute del patrimonio histórico-artístico, debe centrarse en la necesidad de exigir al Estado y la Iglesia de la regularización del uso público del patrimonio de la Iglesia. El caso de la Mezquita de Córdoba aparece como paradigmático de esta cuestión.

5.El movimiento laico debe identificar claramente el conflicto de intereses entre la sociedad civil y las instituciones de la Iglesia en el marco de la crítica global al modelo económico-social imperante.

b. En el ámbito social y educativo: laicismo y escuela.

b.1. Análisis de la situación actual.

Se considera que la situación actual sobre la religión y la alternativa no evaluable y sin contenido curricular genera diversa problemática en los centros:

1. Dificultad en la organización de grupos y horarios.

2. Invasión de la intimidad de alumnos y familias al tener que declarar sobre sus creencias religiosas, lo que se considera anticonstitucional.

3.Situaciones de discriminación, atención inadecuada, desinformación y manipulación sobre el alumnado y las familias que no desean enseñanza religiosa.

4.Simbología religiosa en los centros e intentos de impregnar de contenido religioso el ámbito escolar.

5.La presencia de la religión en las escuelas provoca una incomprensible segregación del alumnado sobre la base de las creencias religiosas.

6.Falta de control por parte de la administración pública, aunque es ella la que paga, sobre el profesorado y los programas y textos de la enseñanza religiosa.

7.Surge un debate sobre ¿por qué se imparte la enseñanza religiosa en la escuela pública o sostenida con fondos públicos? Sobre este debate aparecen argumentos jurídicos, de demanda de los padres; pero la mayoría de los asistentes a este grupo coinciden en que la causa principal es la tradición y la historia de nuestro país donde la Iglesia ha mantenido siempre importantes privilegios y ámbitos de poder, y la enseñanza es uno de ellos, pues, ¿cuándo no se ha dado la enseñanza religiosa en las escuelas?

8.No se entiende nada que el alumnado reciba a lo largo de su vida académica más horas de enseñanza religiosa de otras asignaturas que se consideran más importantes desde el punto de vista de la instrucción y la formación del alumno (Filosofía, Ética, Biología, Física y Química…)

9.Tampoco se entiende que en una instrucción pública que se debe basar en un conocimiento científico y racional se impartan clases sobre mitos y creencias que forman parte del ámbito de las conciencias personales y del ámbito privado.

10.A veces, las situaciones de discriminación y desinformación que la presencia de la enseñanza religiosa provoca en los centros es responsabilidad directa de los equipos directivos y de parte del profesorado.

b.2. Propuestas:

1. La enseñanza religiosa no debe formar parte del currículum escolar ni de la jornada escolar, debe impartirse en sus ámbitos naturales y los costes de esta enseñanza deben ser a cargo de las propias iglesias y sus fieles, con independencia de las posibles ayudas que pudieran recibir como asociaciones.

2. Las horas que ahora se dedican a la enseñanza religiosa deben ocuparse con asignaturas instrumentales o con una enseñanza en valores ciudadanos democráticos que debería impartirse en todos los cursos académicos, como asignatura o como contenidos transversales de todas las materias.

3. Si el gobierno opta por mantener la enseñanza religiosa dentro del currículum y de la jornada escolar, pensamos que debemos reivindicar que:

Ø  No haya alternativa ninguna a la enseñanza religiosa ni imposiciones sobre ningún tipo de actividad, sino que el alumnado que no desee enseñanza religiosa disponga de ese tiempo para estudiar, irse a casa, entrar más tarde, etc. Los centros deben facilitar en sus horarios esta flexibilidad.

Ø  Los padres y madres que no deseen enseñanza religiosa no deben firmar ningún documento donde se manifiesten sus creencias religiosas.

Ø  Los padres y madres, así como los profesores, partidarios del laicismo, deben realizar una denuncia permanente de la situación de discriminación que la presencia de la enseñanza religiosa genera en los centros, así como la intolerable invasión en la intimidad de la conciencia personal que supone el hecho de clasificar a los alumnos en los documentos oficiales ( actas, libros de escolaridad, etc.) por no recibir enseñanza religiosa.

Ø  Los profesores de religión se limiten a su asignatura y a sus alumnos y no impregnar de religiosidad, como hacen la mayoría, la actividad de los centros educativos.

Ø  Los padres y madres que lo deseen puedan renunciar por escrito a todo tipo de alternativa para sus hijos si no van a las clases de enseñanza religiosa.

Ø  Los profesores se nieguen a impartir clases de alternativa por no tener contenido curricular.

Ø  El profesorado de religión y los programas de esta asignatura deben estar controlados por la administración pública que es la que paga.

Ø  Los equipos directivos y el profesorado cumplan la ley en el sentido de proteger la igualdad de derechos de todo el alumnado, independientemente de sus opciones religiosas (información, respeto, la alternativa no se evalúa, etc.).

Ø  Se informe a los padres y madres de todas las opciones que hay sobre esta cuestión en los centros educativos para que puedan decidir con mayor conocimiento.

CONCLUSIONES:

1. Seguir denunciando los acuerdos del Estado con el Estado Vaticano.

2. Elaborar y trasladar propuestas a los partidos políticos que se definen como laicos (IU, ERC, PSOE), exigiendo una participación activa en las mismas.

3. Eliminar la invisibilidad de los colectivos laicos participando en campañas como, por ejemplo, la de la matriculación del alumnado de Enseñanza Obligatoria, mandando a los centros y AMPAS carteles e información.

4. Manifestar el malestar por la ausencia de la administración educativa en estas jornadas a las que estaba invitada.

5. Intervenir en el pleno municipal de la localidad para trasladar a los ediles y a la ciudadanía la opinión del Colectivo Sociedad Laica sobre diversos aspectos referidos a la invasión del espacio público del fenómeno religioso (representatividad en las festividades religiosas, lesiones de los derechos de los ciudadanos, etc…)

6. Exigir al Estado y a la Iglesia Católica que se regule el derecho de uso y disfrute público del patrimonio histórico-artístico en manos de ésta última.

7. Alentar el asociacionismo en los ciudadanos como una vía importante para consecución de una sociedad realmente laica, respetuosa con todas las creencias y basada en el diálogo, la libertad y la participación democrática.

8. Enviar este documento a instituciones como la Junta de Andalucía, Ayuntamientos de Córdoba y provincia, Consejo Escolar de Andalucía, medios de comunicación, colectivos, participantes en las jornadas, etc.

Han organizado estas Jornadas Pedagógicas:

Movimiento de Renovación Pedagógica ALARIFE    Colectivo Escuela Laica de Córdoba   Centro de Profesorado “Luisa Revuelta”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...