Islamistas tunecinos renuncian a inscribir ley islámica en la Constitución

«Túnez es un Estado libre, independiente y soberano: su religión es el islam, su lengua el árabe y su régimen la república», estipula ese artículo suficientemente ambiguo, según los juristas, para garantizar a la vez el carácter la

El campo modernista tunecino se congratuló el martes de que el partido islamista Ennahda haya finalmente renunciado a inscribir la sharia (ley islámica) en la Constitución y que los "halcones" de ese movimiento hayan quedado en minoría.

Ennahda, que domina la Asamblea Nacional Constituyente, anunció que apoyaba mantener tal cual el artículo primero de la Constitución tunecina de 1959, renunciando de hecho a la aplicación de la sharia, estimaron dirigentes del campo modernista, indicó AFP.

"Túnez es un Estado libre, independiente y soberano: su religión es el islam, su lengua el árabe y su régimen la república", estipula ese artículo suficientemente ambiguo, según los juristas, para garantizar a la vez el carácter laico del estado y su identidad islámica.

Desde hacía un mes, se registraba un agitado debate en la Asamblea entre los partidarios, en su mayoría islamistas, de inscribir la sharia en la futura Constitución y los opositores que advertían sobre el peligro de una teocracia.

El debate llegó a las calles, donde cada día se registraban manifestaciones de las fuerzas islamistas y del campo "modernista".

Existe en torno al artículo primero "un consenso de todos los componentes de la sociedad, que preserva la identidad árabe-musulmana de Túnez y garantiza también los principios de un estado civil y democrático", declaró el lunes el jefe histórico de Ennahda, Rached Ghanuchi.

"No se va a recurrir a la ley para imponer la religión", dijo Ghanuchi, que destacó que la sharia seguía siendo una "noción confusa para la opinión pública".

En la víspera, el comité ejecutivo de Ennahda había votado a favor de no cambiar el primer artículo por 52 votos contra 12.

"Se termina con una ambigüedad. Es un compromiso político de primer nivel que nos va a permitir avanzar en la redacción de la Constitución", declaró a la AFP Meher Hanin, un dirigente del Partido Demócrata Progresista (PDP, oposición).

"Ennahda optó por la unión de los tunecinos en torno a la Constitución y rechazó la división. Esperamos que los actos irán en el sentido de las declaraciones", declaró por su lado Mohamed Bennour, portavoz de Ettakatol, uno de los dos partidos de izquierda aliados a los islamistas.

Por su parte, Abdeljawed Juneidi, dirigente de Ettajdid, fuerza de izquierda opositora, consideró "positivas" las declaraciones de Ennahda, insistiendo al mismo tiempo sobre la necesidad de "concretarlas".

Según el politólogo Slah Jurchi, "Ennahda no quiso dividir a los tunecinos en este período muy delicado y al fin tomó una decisión, la de no inscribir la sharia en la Constitución".

A pesar de que "los halcones intentaron por todos los medios, incluida la movilización callejera para mostrar que había una presión popular" a favor de la sharia, agregó Jurchi.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...