IRPF: ni la casilla de la Iglesia… ni la otra

Granada Laica denuncia que “la mera existencia de la casilla ‘Otros Fines de Interés Social’ sirve para legitimar la casilla de la Iglesia Católica”

Granada Laica vuelve a la carga. Con motivo del inicio de la campaña de la Renta instalará en Granada mesas informativas para promover que no se marque ninguna de las casillas de la asignación tributaria, informar de la financiación pública de las iglesias y recoger firmas contra la financiación pública de las confesiones religiosas, por el pago del IBI, contra las inmatriculaciones y en favor de la Escuela Pública y Laica.

Como en ediciones anteriores, Granada Laica instalará mesas informativas en la puerta de la Delegación de Hacienda (los martes) y en el centro de Granada (los sábados), durante los tres meses que dura la campaña del IRPF. Además, este año también se pondrá la mesa informativa a la entrada de las Facultades de Ciencias (18 de abril), Ciencias Políticas y Sociología (25 de abril) y Filosofía y Letras (9 de mayo), donde se explicará la campaña “Por una Universidad pública y laica”.

Un doble ‘no’

En opinión de la asociación laicista, “el debate de la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017, que se tramita actualmente en el Congreso  brinda una oportunidad idónea para suprimir, de cara al año 2018, las casillas del Impuesto de la Renta.

La propuesta de Granada Laica/Europa Laica a la ciudadanía es “NO marcar ninguna de las dos casillas de la Declaración del IRPF, tanto la de la Iglesia Católica, como la de Otros Fines de Interés Social”.

Para Granada Laica “distinto quizá sería si, además del impuesto, el contribuyente pagara un 0,7% más para dichos fines (de la iglesia u otros), en cuyo caso sí sería una donación voluntaria, lo que no es el caso en el modelo actual. Por ello exigen un cambio de modelo de forma urgente.

¿Fines sociales? ¿Fines benéficos?

Un comunicado difundido este martes explica que el Estado “no debe servir de recaudador de la Iglesia Católica, destinando dinero público para fines exclusivamente religiosos y de mantenimiento del clero católico, por lo que entendemos que no debería existir dicha casilla en la Declaración de la Renta”.

Granada Laica denuncia que el destino del dinero recaudado a favor de la Iglesia Católica nada que ver con fines sociales ni benéficos, sino que es utilizado “por esta Corporación religiosa para pagar sueldos y seguros sociales de curas y obispos, para gasto corriente y proselitismo de la Conferencia Episcopal, para publicidad y propaganda de las campañas eclesiales, para la financiación de sus propios medios de comunicación, para las, universidades eclesiásticas, para montar campañas antiaborto, homófobas… y contra diversidad de derechos civiles, para las beatificaciones, para engordar las arcas del Vaticano, para el pago del IVA… “.

La coartada

En cuanto a la casilla denominada ‘Otros Fines de Interés Social’, Granada Laica/Europa Laica no deja de reconocer la labor de algunas de las ONGs  (incluidas las religiosas) beneficiarias de dicha casilla, pero entiende que “la mera existencia de esta casilla sirve a efectos de legitimación (o como coartada) de la existencia de la casilla de la Iglesia Católica, pues ofrece apariencia de voluntariedad y libertad de opción cuando, en la práctica, no es así”.

En su opinión, “marcar una u otra o las dos casillas, a efectos prácticos y presupuestarios, tiene como objeto calcular la cantidad sobre el total del impuesto recaudado que se repartirá entre la Iglesia Católica y las ONGs (y que se detrae de otros gastos sociales en los que pudiera emplearse dicha cantidad). No supone –añade el comunicado– una donación voluntaria sino una forma con la que establecer qué cantidad del dinero de todos (quienes marcan y quienes no marcan una, otra o ninguna casilla) se destinará a la Iglesia y los Otros Fines”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...