Iglesia USA contra el condón

Guerra abierta contra el alcalde de la ciudad de Nueva York

La Iglesia Católica de Nueva York ha condenado esta semana el condón y declarado una guerra abierta a la alcaldía de la ciudad por su anuncio de que repartirá de manera gratuita millones de profilácticos. "La decisión de distribuir millones de condones es trágica y equivocada" reza una declaración que la cúpula católica neoyorquina emitió veinticuatro horas después de que el ayuntamiento presentara su campaña en el Día de San Valentín.

En su declaración, el arzobispo de Nueva York, Edward Cardinal Egan, y el obispo de la diócesis de Brooklyn, Nicholas DiMarzio, denunciaron: "Nuestros lideres políticos no protegen el tono moral de nuestra comunidad".

"Degradan los estándares sociales y estimulan una actividad sexual inapropiada, llenan nuestros barrios de condones", afirmaron el jueves los prelados, que criticaron que "el dinero del contribuyente se utilice en fabricar y repartir condones".

La respuesta del alcalde Michael Bloomberg no se hizo esperar y por boca de uno de sus portavoces, Stu Loeser, ese mismo día subrayó: "Con el debido respeto al arzobispo Egan y al obispo DiMarzio, pensamos de manera diferente".

"Pensamos que lo que hacemos es salvar vidas humanas, y que eso es lo importante" dijo el representante del ayuntamiento neoyorquino, que no es la primera vez que lanza una campaña de reparto gratuito de preservativos.

Entre junio de 2005 y el mismo mes de 2006, la alcaldía ya distribuyo sin ningún coste 18 millones de profilácticos aunque la novedad este año es que los condones llevan el nombre de la ciudad.

Presentados a bombo y platillo el Dia de San Valentin -y en los dos idiomas de Nueva York, inglés y español-, los llamados NYC Condoms han convertido a la ciudad de los rascacielos en la primera del mundo que acuña su propia marca de preservativos.

Con un envoltorio en el que se mezclan los colores de las diferentes líneas del metro neoyorquino, los NY Condoms se pueden retirar por lo pronto en 800 locales, incluidos clínicas y centros de salud, restaurantes y bares, discotecas y tiendas.

También se pueden encontrar en una línea de ropa interior masculina y femenina con igual diseño y bolsillos donde guardarlos.

Los profilácticos de la mayor ciudad de Estados Unidos se manufacturan en Malasia pero la idea es que el tirón de "la marca Nueva York" anime a protegerse a quien aún no lo hace de manera habitual.

Alrededor de 100.000 neoyorquinos, según datos que baraja el ayuntamiento, no utilizaron preservativos en sus esporádicos encuentros sexuales durante 2006 en una ciudad que registra el mayor índice de sida del país.

En Nueva York ya hay igual numero de infectados por el mal, y en la actualidad el sida es la tercera causa de muerte entre los menores de 65 años en la zona urbana, tras el cáncer y las dolencias cardiacas.

Solo en 2005, último año del que hay datos, se contabilizaron en Nueva York 1.400 decesos por sida, que tiene particular incidencia en la población afroamericana.

Y también entre los hispanos, que constituyen el 30 por ciento de los infectados por el virus VIH.

Aparte de evitar los embarazos no deseados, sobre todo de adolescentes, el propósito no es otro que "frenar esa pandemia", precisó el comisionado neoyorquino de salud, Thomas R.Frieden.

El funcionario municipal anunció que la alcaldía ha encargado por ahora 26 millones de condones pero advirtió: "Si necesitamos más, encargaremos más".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...