Iglesia Universal denuncia campaña TV Globo

La TV brasileña Record, de la Iglesia Universal del Reino de Dios, rechazó hoy acusaciones de la Fiscalía por tráfico internacional de divisas, y acusó a la red Globo de montar una campaña de "ataques".
    Según el noticiero de la estación Record, las informaciones sobre el obispo Edir Macedo, máxima autoridad de la Iglesia Universal, son parte de una campaña de "ataques desesperados y tendenciosos" del grupo Globo, el más importante del país.
    De esa manera el grupo Record, cuyo propietario es Edir Macedo, respondió hoy a noticias divulgadas ayer sobre la apertura de una causa judicial.
    El proceso abierto por el juez Glaucio Roberto Brittes, del foro Criminal de San Pablo, hizo lugar a una denuncia del Ministerio Público que sindica a Macedo como "el jefe de una asociación ilícita" sospechada de enriquecerse ilegalmente con el diezmo de los fieles y el tráfico internacional de divisas.
    Según informaciones publicadas hoy la Iglesia Universal aparentemente también cometió irregularidades en otros países, como Estados Unidos.
    Miembros del Ministerio Público consideran probable que la Iglesia Universal haya "exportado" a diversos países -actúa en más de 100-, sus métodos supuestamente delictivos.
    La actividad religiosa y empresarial de la Iglesia Universal se concentra en un grupo de países que sus directivos consideran "estratégicos". Ellos son Estados Unidos, Argentina, Italia, Francia, Portugal, Mozambique y Angola.
    El Ministerio Público brasileño solicitará la colaboración internacional para investigar los "crímenes supuestamente cometidos por la Iglesia Universal" con alcance internacional, según fuentes judiciales.
    Fiscales brasileños comunicaron a las autoridades estadounidenses que dinero del diezmo salido ilegalmente de Brasil pasó por entidades financieras de aquel país. Edir Macedo, con residencia en Estados Unidos, posiblemente montó la Investholding para reciclar dinero sucio que luego se depositó en el Banco Holandés Unidos de Miami, según la hipótesis incriminatoria.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...