Iceta asegura que la Iglesia «no es un paraíso fiscal»

COMENTARIO: La iglesia católica si que vive en un paraíso fiscal. Los Acuerdos económicos con la Santa Sede recogen las exenciones fiscales: en el IBI, en la renta, en construcciones y obras, en sucesiones, donaciones y transmisiones patrimoniales, en contribuciones especiales,… en las tasas, limonas y donaciones que reciben.

Puede verse el citado Acuerdo en http://www.laicismo.org//detalle.php?pk=1122#ppal

Y un documento sobre su financiación en http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=13911&tp=ds


El obispo de Bilbao, Mario Iceta, criticó ayer a quienes aseguran que los beneficios fiscales de la Iglesia están de más y puso como ejemplo que pagan en torno a seis millones de euros al año en impuestos. “La Iglesia no es un paraíso fiscal”, aseguró tras recordar que es cierto que no tributa por el Impuesto de bienes Inmuebles (IBI) de los edificios que dedican a actividades no comerciales, como los destinados al culto, pero está sujeta al pago del Impuesto de Sociedades, además del IRPF y paga también el IVA desde el año 2007. “Lo que entra por un lado sale por el otro”, aseguró.

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao para presentar el Gesto Diocesano de Solidaridad 2012, que este año se celebrará el día 11 y que estará centrado en la realidad de la juventud como colectivo especialmente afectado por la crisis, el prelado recordó que la Iglesia tiene “el mismo” tratamiento fiscal que todas las entidades sin fines lucrativos, derivada de la Ley de Fundaciones y Mecenazgos.

Iceta indicó que los seis millones de euros que aporta a las arcas públicas del Territorio suponen unos 12 millones más, derivados de los impuestos que abonan las personas, empresas y profesionales que prestan sus servicios en actividades de la Iglesia.

Aporta, además, alrededor de 11 millones a la Seguridad Social. Por otro lado, el obispo vizcaíno detalló que el presupuesto anual de su diócesis asciende a 33 millones de euros. El 63% de los ingresos provienen de donativos y suscripciones periódicas de los fieles. Otro 15% serían subvenciones y ayudas oficiales, de las que el 70% van a Cáritas, y el resto son rendimientos del patrimonio de la diócesis y otros ingresos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...