Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Human Rights Watch advierte de graves abusos bajo el régimen de excepción en El Salvador

El presidente Nayib Bukele ha confirmado que en cuatro días se han podido capturar a 2.163 presuntos pandilleros en todo el país.

Ante la suspensión de garantías constitucionales en El Salvador, debido a un régimen de excepción que permite su suspensión ante calamidades, la organización no gubernamental (ONG) Human Rights Watch (HRW), advirtió de que la instauración de esta medida permite que se cometan “graves abusos” contra los derechos humanos.

El país centroamericano entró en un estado de excepción el pasado domingo, cuando el poder legislativo dominado por el oficialismo, aprobó el decreto de suspensión de derechos básicos en virtud del artículo 29 de su Constitución, en aras de facilitar las detenciones de los miembros de las pandillas en el país, uno de los más graves flagelos a los que se enfrenta la nación, y que en 2015 le valió el puesto del país más violento y peligroso del mundo.

“El gobierno del presidente (Nayib) Bukele debe tomar medidas serias, sostenibles y respetuosas de los derechos humanos para frenar la atroz violencia que ejercen las pandillas en El Salvador”, dijo Tamara Taraciuk Broner, directora en funciones para las Américas. “Pero en lugar de proteger a los salvadoreños, este amplio régimen de excepción es una receta para el desastre que pone en riesgo sus derechos”, ha dicho.

HRW VE LA PUERTA ABIERTA A LOS ABUSOS

El régimen de excepción suspende la libertad de asociación y de reunión, el derecho a la defensa, la prohibición de interferir en las telecomunicaciones y sus restricciones sin la orden judicial de un tribunal. Además, se ha prorrogado la detención administrativa hasta los 15 días, cuando lo usual en el país es hasta tres jornadas de prisión preventiva.

HRW señala que esta medida permite que los cuerpos de seguridad puedan cometer “abusos graves” en contra de los detenidos, y que, aunque se supone que la Carta Magna salvadoreña contempla la suspensión de garantías en casos de “graves perturbaciones del orden público”, la actual alza en la tasa de homicidios que el Gobierno aún no explica no parece ser razón suficiente a percepción de la ONG, para decretar un Estado de excepción.

Llegan los primeros vehículos de patrullaje rural de la @FUERZARMADASV, adquiridos como parte de la Fase 3 del #PlanControlTerritorial.

Entran en funcionamiento hoy mismo.

Estos blindados pueden pasar por casi cualquier terreno, quebradas, montañas, etc.#GuerraContraPandillas pic.twitter.com/LDlMg9Vxpe— Nayib Bukele (@nayibbukele) March 30, 2022

En este sentido, la organización también señaló que la captura inmediata y facilitada, por el Gobierno y los tribunales, ha provocado una crisis carcelaria en una nación de apenas siete millones de habitantes. Además del hacinamiento, HRW teme que Bukele opte por “castigar a los reclusos por las acciones cometidas por personas fuera de la prisión (…) es una forma de castigo colectivo que viola múltiples derechos humanos y el trato hacia los reclusos descrito por Bukele puede constituir un trato cruel, inhumano y degradante”.

CAPTURAN A 2.163 PERSONAS EN CUATRO DÍAS

En realidad, Bukele le ordenó a al director general de Centros Penales, Osiris Luna, que decretara la “emergencia máxima” en todos los penales del país, para que “las celdas estén cerradas 24/7”. “Mensaje para las pandillas: por sus acciones, ahora sus ‘homeboys’ (compañeros) no podrán ver ni un rayo de sol”, publicó el mandatario.

Director @OsirisLunaMeza, decrete nuevamente emergencia máxima en todos los penales de seguridad y máxima seguridad, todas las celdas cerradas 24/7, nadie sale ni al patio.

Mensaje para las pandillas: por sus acciones, ahora sus “homeboys” no podrán ver ni un rayo de sol.— Nayib Bukele (@nayibbukele) March 27, 2022

Este martes, Gustavo Villatoro, ministro de Justicia y Seguridad, anunció que, durante las primeras tres jornadas de detenciones masivas, se han logrado capturar a 1.400 presuntos miembros de las pandillas más peligrosas del país, en más de 50 operativos policiales o militares en El Salvador.

La información fue confirmada más tarde por el propio Bukele, a través de su cuenta de Twitter, quien señaló que esta “cifra récord” en arrestos había sido lograda tras apenas 48 del régimen de excepción en vigencia. Al menos 16.000 pandilleros se encontraban encarcelados desde antes de este fin de semana, de aproximadamente un total de 70.000 que albergan las filas del crimen estructurado en Centroamérica. Durante la madrugada, Bukele actualizó su balance hasta ascender a la cantidad de 2.163 presuntos criminales detenidos tras las cuatro primeras jornadas de capturas alrededor del país. @mundiario

2,163 pandilleros capturados en 4 días…

Y menos de 72 horas con RÉGIMEN DE EXCEPCIÓN.

Ninguno saldrá libre.

Seguimos…#GuerraContraPandillas pic.twitter.com/0z2mRgh3as— Nayib Bukele (@nayibbukele) March 30, 2022

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share