Hollande no aguanta las presiones de la Francia ultraconservadora

La marcha atrás genera incomprensión en la izquierda y desata la división entre los socialistas El presidente aplaza la ley de familia que permitía la procreación asistida a parejas de lesbianas

Queriendo calmar las protestas de la Francia ultraconservadora, François Hollande ha generado la incomprensión y el descontento de la izquierda. El presidente ha optado por aplazar la ley de familia, que este año debía abordar la legalización de la procreación asistida para las mujeres homosexuales, ante el temor de que los mismos sectores reaccionarios que el pasado otoño convocaron las multitudinarias manifestaciones contra las bodas gais salgan a la calle cada fin de semana. Pero no está claro que, después de haber logrado su primera victoria, el movimiento anti-Hollande -atizado por una parte de la derecha- se desactive. De momento, lo que sí ha logrado es exasperar a los suyos.

«Lamento la marcha atrás del Gobierno y me cuesta entenderla. No hay que quedarse paralizado ante los movimientos ultraconservadores que no representan al pueblo soberano», clamó via Twitter la candidata socialista al Ayuntamiento de París, Anne Hidalgo, en plena campaña por las municipales del próximo marzo. Su furia fue compartida por los socios ecologistas del Ejecutivo, que denunciaron una «farsa ridícula». De origen andaluz, Hidalgo ha encabezado la movilización en Francia para rechazar la contrareforma del Gobierno español de la ley del aborto.

VIAJE AL VATICANO / La legislación aprobada hace una semana en sentido contrario por el Gobierno de Hollande -supresión de condiciones para abortar y convertir la interrupción del embarazo en un derecho- , hizo resurgir las protestas en la calle de los sectores más conservadores, que integran desde una parte de la derecha a los católicos integristas. Apenas dos días después de la votación en el Parlamento, el presidente francés viajó al Vaticano para ser recibido por el papa Francisco. El Elíseo confiaba en que el gesto -el encuentro se celebró a petición de Hollande- le acercaría a la iglesia francesa y calmaría los ánimos del movimiento integrista.

Nada de eso. El domingo pasado el colectivo, bautizado la manif pour tous en alusión la llamada ley del matrimonio para todos, volvieron a realizar una demostración de fuerza en París. Aunque no tan masiva como la del otoño -según la organización eran 500.000, según policía 80.000- amenaza con ir a más.

TEORÍA DELIRANTE / Para acabar de envenenar el ambiente, a raíz de una campaña a favor de la igualdad en la escuela, algunos ultras han difundido por internet un delirante rumor sobre la introducción en las aulas de la denominada «teoría del género» que induciría a los niños pequeños a creer que pueden elegir su identidad sexual. Pese a que el Gobierno lo ha negado con todas sus fuerzas, algunas familias han retirado a sus hijos de la escuela pública.

En este contexto, Hollande ha optado por aparcar una ley que aún no había sido redactada, pero que estaba prevista para el segundo semestre de este año. El lunes a última hora de la tarde, después de que el ministro del Interior, Manuel Valls, rechazara que la reforma fuera a autorizar los vientres de alquiler o la procreación asistida para las parejas de mujeres homosexuales, el Gobierno confirmó su aplazamiento sin fecha. «Por fin se ha impuesto el sentido común», se felicitó ayer el diputado de la derecha Eric Ciotti.

Menos satisfecha estaba la ministra de la Familia, Dominique Bertinotti, que ya renunció a autorizar la procreación asistida en la ley de las bodas gais en aras de un acuerdo que no se produjo. El objetivo de la norma es «adaptar el derecho a las familias de hoy» regulando cuestiones como el estatus de la madrastra o el padrastro.

«Hollande tiene alergia al conflicto, le da miedo la calle», recuerdan los analistas, que apuntan que el jefe del Estado «no juzga prioritarias las reformas sobre la familia». De hecho, él no se ha casado nunca.

mani homófoba París 2014

Archivos de imagen relacionados

  • mani homófoba París 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...