Gritos de libertad, igualdad y laicidad se enfrentan a sermones ultracatólicos

El obispo de Baiona, Marc Aillet, organizó y presidió el coloquio «Por la vida», que reunió en Biarritz a referentes ultra-católicos contra el aborto venidos de todo el mundo. A las puertas de ese foro se reunieron más de 600 personas para proclamar «libertad, igualdad y laicidad».

Hay un abismo, estamos en un punto de ruptura. Ellos consideran que la sociedad se desmorona y que no se respetan sus valores, porque se oponen al divorcio, al aborto…Durante mi reunión con monseñor Aillet no hemos tratado todos los temas porque habría razones para enfadarse y sería irresponsable», declaró la diputada socialista Colette Capdevielle en la concentración que ayer reunió a varios centenares de militantes de ámbitos sociales, religiosos, sindicales y políticos.

La ruptura y el enfado de los que hablaba Capdevielle fueron evidentes tanto fuera como dentro del Casino Bellevue, que acogía el coloquio «provida». En el interior, Marc Aillet, antes de dirigir un rezo común, recomendó: «El Ángelus es la oración para hacer la paz. Al salir fuera tal vez habrá momentos de confrontación pero hay que mostrar benevolencia hacia los que están en contra. Trataremos de hacer llegar la paz».

Ante la valla cerrada del Bellevue, una vez terminado los discursos de las diferentes asociaciones del Colectivo por la Libertad de Elección, un gran número de militantes empezó a pitar y a gritar diferentes reivindicaciones, como la de «Libertad, igualdad, laicidad», a la que a veces también se sumaba la de «Sexualidad». Tras unos minutos de tranquilidad, ciertos integrantes de es colectivo plural empezaron a lanzar bengalas y a acercarse agresivamente a las vallas, por lo que los portavoces de las principales asociaciones tuvieron que pedir calma.

Las posturas divergentes son ostensibles también entre los católicos, ya que el colectivo Baptisés 64 fue uno de los que tomó la palabra durante la concentración, por boca de Catherine Berterreix: «No estoy de acuerdo con que el obispo y el Pontificado se inmiscuyan en la vida pública. Estamos en una República laica y no hay que poner en duda las leyes votadas por los ciudadanos».

Unión ante la ruptura

«Nunca ha habido en Iparralde un colectivo tan amplio como el que se ha reunido esta vez, es una primicia», comentó Maria José Arana, miembro del Planing Familiar y una de las fundadoras del Colectivo por la Libertad de Elección. Una plataforma que ha reunido a más de treinta movimientos de ámbitos y tendencias muy diferentes. Entre los partidos políticos se encuentran Batasuna, AB, el PS, el PCF, el Frente de Izquierda o el NPA.

El portavoz de la asociación LGBT de Ipar Euskal Herria Les Bascos, Bernard Gachen, alabó lo heterogéneo del colectivo: «Ha sido muy positivo porque hay una gran diversidad de asociaciones y también un gran número de personas muy diferentes, y esta es la fuerza de la concentración».

El número de los reunidos en el interior del Bellevue también rondaba las 600 personas, que escucharon los discursos de, entre otros, Mario Iceta, obispo de Bilbo; Jean Laffitte, secretario del Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano; el sacerdote Tadeusz Pacholcyzk, del centro Nacional Católico de Bioética de Estados Unidos; y Lila Rose, presidenta de Live Action de Estados Unidos.

El obispo Iceta aseguró que «el recién concebido es un ser vivo en el seno de la madre». «Cuando un embarazo crea dificultades en la vida de una persona hay muchos modos de ir adelante que sean respetuosos tanto con la vida de la madre como con la del niño», apostilló. Monseñor Laffitte habló especialmente sobre la familia: «Hay una crisis de la familia en algunos países y también hay legislaciones que ponen en duda un modelo de familia»

La joven Lila Rose mostró su visión desde el otro lado del Atlántico: «En Estados Unidos tenemos un gran movimiento de jóvenes `provida'. Los jóvenes, en sus corazones, son naturalmente `provida'; si los coges antes de las mentiras, de las experiencias duras de la vida y antes de que se vuelvan sexualmente activos, puedes llegar a mucha gente que sabe que el aborto es un acto de violencia». Rose también habló de los diferentes modos de difusión de sus ideas: «Estamos viendo que el movimiento de los jóvenes está creciendo en Estados Unidos, ya que Live Action tiene uno de los movimientos on-line más grandes en Facebook, Youtube o Twitter. Hay muchas maneras de llegar a los jóvenes todos los días con la verdad sobre la vida y el aborto».

Archivos de imagen relacionados

  • mani aborto Biarritz2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...