Gallardón propone que las bodas y divorcios sean ante notario

El ministro de Justicia cree que así se desatascarían los juzgados. Además, afirma que la reforma de la ley del aborto «no llevará a la cárcel a ninguna mujer»

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha apuntado este miércoles un nuevo cambio que quiere acometer con el fin de aligerar de carga de trabajo a los juzgados españoles. Se trata de que los matrimonios civiles y los divorcios de mutuo acuerdo se lleven a cabo en las notarías en lugar de ante un juez.

"No tiene sentido que un divorcio de mutuo acuerdo no pueda ser directamente formalizado ante un notario por las partes. También podría ser aplicado en el matrimonio civil", ha defendido Gallardón en una entrevista en la cadena Cope.

También se ha preguntado por qué un alcalde puede autorizar matrimonios y no puede hacerlo un fedatario público como es un notario.

Ruiz Gallardón ha puesto estos ejemplos dentro de los asuntos que, en su opinión, deberían salir de la vía exclusivamente judicial para aligerar el atasco en la Justicia. "Asuntos que en este momento están atascados ante los tribunales -ha dicho- los vamos a resolver, con plena garantía para los ciudadanos, ante otros funcionarios, ante otros organismos". 

El ministro también se ha referido a la polémica reforma que la ley del aborto que anunció la semana pasada. Pese a que de facto se trata de una vuelta a la Ley del Aborto de supuestos de 1985, ha negado tal extremo asegurando que lo que pretende es desarrollar una nueva legislación que supere las deficiencias de las anteriores.

También ha rechazado que la ley que pretende el Gobierno de Mariano Rajoy incorpore la posibilidad de penalizar con cárcel a las mujeres que aborten.

"No hay ninguna mujer en España ni con otra ley (en la cárcel por abortar), por lo tanto no dramaticemos las situaciones para llevarlas a extremos que ni se han producido en España ni con la ley que está vigente ni con la ley anterior ni naturalmente se van a producir con ninguna ley que apruebe este Gobierno", ha explicado.

Sin embargo, ha dejado ímplicita la idea de convertir en delito el hecho de abortar con la nueva ley:  "Tenemos que conjugar la protección del concebido con los supuestos en los que la interrupción del embarazo no pueda ser considerado un delito".

Por eso ha remarcado que "sí será una ley que en todo caso garantizará siempre los derechos del concebido y la reforma será muy positiva".

"Aquí lo que tiene que vencer por encima de cualquier otra cosa es la protección del derecho a la vida que marca el Tribunal Constitucional, que marca nuestra propia Constitución conjugada con una regulación de aquellos supuestos en los que una mujer puede interrumpir sin reproche penal su embarazo", ha zanjado.


Gallardón propone bodas y divorcios ante notario en vez de un juez

El País, 01-02-2012

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha propuesto hoy desatascar los juzgados llevando trámites como las bodas civiles o el divorcio de mutuo acuerdo a otro ámbito: los notarios. En una entrevista en la cadena COPE, Gallardón ha dicho: "No tiene sentido que un divorcio de mutuo acuerdo no pueda ser directamente formalizado ante un notario por las partes. También podría ser aplicado en el matrimonio civil".

La propuesta se justificaría en la necesidad de reducir trabajo a los juzgados. "España es un país con un grado de litigiosidad muy superior a la media europea. Aquí tramitamos por vía judicial lo que deberíamos tramitar de una forma distinta, como la ley de mediación". Ha abundado en que "hay decenas de millones de euros que están paralizados, pendientes de una resolución judicial y que provocan que no formen parte del aparato productivo. Tenemos que aplicar una justicia más moderna".

En relación con la reforma de la ley del aborto, Gallardón ha señalado que la nueva norma debe superar las deficiencias y defectos de la ley de 1985 y de la actual. "No llevará a ninguna mujer a la cárcel pero garantizará los derechos del concebido", ha afirmado. "Hay que encontrar una redacción acorde con lo que dice el Tribunal Constitucional", ha manifestado en referencia a la sentencia de 1985, sin tener en cuenta que el mismo tribunal tiene pendiente pronunciarse sobre la ley de 2010.

La norma de 1985, iniciativa del primer Gobierno de Felipe González, establecía un sistema de supuestos para el aborto: violación, malformación o riesgo para la mujer. La inmensa mayoría de abortos desde entonces se justificaron en riesgos psíquicos. La ley de 2010, que promovió José Luis Rodríguez Zapatero, establece un plazo de 14 semanas en que el aborto es libre por decisión de la mujer, que no debe dar una justificación. Hasta la semana 22 cabe el aborto por malformación o riesgos para la mujer.

"Tenemos que conjugar la protección del concebido con los supuestos en los que la interrupción del embarazo no pueda ser considerado un delito", ha explicado Gallardón. "Vamos a remitir un proyecto al Congreso, que vendrá acompañado de otras medidas, que dará un concepto muy novedoso a la protección de la mujer y del concebido. El concebido siempre tiene derechos y la reforma será muy positiva, será un avance que no restringirá los derechos de la mujer", ha subrayado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...