Funcionarios de Misisipi deberán casar a parejas gais pese a oponerse por motivos religiosos

La decisión judicial bloquea el proyecto de ley sobre libertad religiosa en el que estaban trabajando los republicanos.
La nueva norma hubiese permitido no otorgar licencias matrimoniales a este colectivo a aquellos funcionarios que se opusieran por motivos de creencia.
La sentencia requiere que se trate de forma igual a cualquier pareja, ya sea heterosexual u homosexual.

Un juez federal ha dictaminado que los funcionarios del sureño estado de Misisipi, en EE UU, están obligados a casar a parejas homosexuales tal y como resolvió el Tribunal Supremo en 2015, aunque se opongan por motivos religiosos.

La decisión del magistrado Carlton Reeves bloquea así la legislación en la que estaban trabajando los republicanos del estado sobre libertad religiosa que hubiese permitido a aquellos funcionarios que se opusieran al matrimonio gay por motivos de creencia no otorgar licencias matrimoniales a este colectivo.

Estaba previsto que el proyecto de ley se aprobase el viernes en el Congreso estatal, dominado por el Partido Republicano, pero previsiblemente ello no sucederá tras este dictamen.

La sentencia de Reeves, que es una extensión de una orden previa que dictaminó en el pasado y que invalidó la entonces vigente prohibición del matrimonio gay en el estado, requiere que todos los funcionarios públicos traten de forma igual a cualquier pareja, ya sea heterosexual u homosexual.

El año pasado, en una decisión histórica, la Corte Suprema de EE UU legalizó el matrimonio homosexual en todo el país, poniendo así fin a una larga lista de prohibiciones que existían a nivel estatal.

En septiembre, una funcionaria de Kentucky, Kim Davis, estuvo encarcelada durante cinco días por negar licencias de matrimonio a parejas homosexuales en ese estado. Davis se convirtió en un símbolo nacional de oposición a las bodas homosexuales por motivos religiosos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...