Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Frenemos el intrusismo religioso

Días atrás hemos tenido conocimiento del convenio firmado entre la Consejería de Sanidad de la Comunidad madrileña y la Iglesia católica en el que se incluye a los sacerdotes en los Comités de Ética de las instituciones sanitarias. La Iglesia, con la connivencia de Esperanza Aguirre y el fundamentalista obispo madrileño ha logrado una vez más estar por encima de nuestros principios constitucionales. Hoy en la comunidad de Madrid el aborto o los cuidados paliativos no dependen tanto de la Ley como de la “moral” del obispo de turno.

La pinza PP-Iglesia, empleando a fondo su corrosiva táctica de continuo ataque sobre los pilares del sistema, logra así implantar prácticas injustificables en un estado aconfesional.
Me viene a la memoria la persecución a las clínicas privadas que practican abortos, la denuncia anónima que mancilló vergonzosamente la imagen del Dr. Luis Montes y sus compañeros del Severo Ochoa, las declaraciones del obispo de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, arremetiendo contra la eutanasia, los cuidados paliativos y ya de paso contra la laicidad, etc, etc..

El convenio de la Comunidad de Madrid con su episcopado, sometiendo la legalidad a la influencia de la iglesia católica, se encuadra dentro de la ráfaga de ataques que cada día intentan alterar la “normalidad” democrática.
Naturalmente el PSOE e IU han reclamado la 'retirada inmediata' del convenio existente.

Nada raro que el PSOE se lleve las manos a la cabeza, y haga aspavientos por este acuerdo. Lo escandaloso es que hace pocos días los ministros del Gobierno socialistas prometieran sus cargos frente a una Biblia y un crucifijo, sin que ninguno de ellos pareciera inmutarse. Lo raro es que se mantengan los convenios para colocar a los curas en hospitales, cuarteles y centros de enseñanza. Lo raro es que se renueven una y otra vez unos acuerdos preconstitucionales con la Iglesia que nos supeditan descaradamente a ella, impidiéndonos una verdadera separación Iglesia –Estado, obligándonos a su financiación, y haciendo imposible la necesaria neutralidad de las instituciones en materia religiosa que garantice el derecho a la libertad de Conciencia otorgado por nuestras leyes.

Cáceres Laica se siente indignada por este estado de intromisión continua de la iglesia en el poder político, y así mismo manifiesta su más enérgica protesta por el acuerdo firmado en la Comunidad madrileña, sumándose en su denuncia al resto de las asociaciones laicistas y ateas del Estado.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

¿Dioses para rato?

El pensamiento mágico-animista, aunque vivimos en un mundo marcado por la ciencia y su aplicación práctica: la tecnología,…
Total
0
Share