Fortalecer la libertad religiosa, nuevo reto de la cumbre ASEM

Con el escenario de fondo que representa Toledo en lo que a convivencia pacífica de diversas idealogías se refiere, ayer, la VI reunión del Diálogo Interreligioso daba a conocer las conclusiones del encuentro al que han asistido 27 representantes de los 45 estados que componen la asamblea ASEM. Después de varios días debatiendo han enumerado una treintena de puntos a tener en cuenta que se resumen en tres grandes bloques como la necesidad de continuar con la libertad de creencias de cara a hacer que forme parte de los Derechos Humanos fundamentales. Así lo explicaba el especialista en estudios árabes, islámicos y africanos y rector del Instituto Pontificio Islámico, Justo Lacunza, quien resaltaba además que otro de los retos a lograr es que las religiones contribuyan a generar armonía en las relaciones entre países diferentes.
    “El diálogo interreligioso es necesario en el mundo de hoy porque las religiones representan a cientos de millones de personas al aigual que ocurre con materias como el arte, la música o la arquitectura”.
    El alcalde de Toledo era el encargado de recibir a la comitiva encabezada por el embajador de la República Islámica de Pakistán, Aizaz Ahmad Chaudhry, y el director general de asuntos asiáticos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, José Eugenio Salarich. Ambos subrayaban que hay que hacer lo posible por conservar el espíritu de Toledo donde culturas opuestas se interrelacionaron en paz. “Es en sí, el mejor ejemplo de la alianza de civilizaciones durante muchos siglos”.
    Por su parte el munícipe ponía de manifiesto que en el mundo actual existe una cultura de nueva creación que representa a aquellos que no creen en nada. “Toledo es el ejemplo de que la única forma de entender este mundo es asumir que la religión es un hecho consustancial al hombre y que, además, pese a que durante mucho tiempo en la historia nos ha enfrentado, tiene sentido cuando lo que busca es entendimiento, al que sólo se puede llegar hablando”.
    En este sentido, esperaba que ese sentimiento del que la Ciudad Imperial es buque insignia, inspirara a los distintos grupos de ASEM.

Cumbres como la que ayer bajaba el telón en Toledo se vienen efectuando anualmente desde el ejercicio 2005. Bali era el encargado de inaugurar esas citas al que seguían Larnaca en Chipre,  la chinaNanjing (2007); Amsterdam y Seul.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...