Exigen investigar a cura belga por casos de pedofilia en Perú

Ministerio de Educación no se explica cómo llegó a ser profesor y director de institutos. Cardenal Cipriani dijo que sacerdote debe dar cuenta a la justicia y a su obispo.

Se complica su situación. Tras descubrirse que el sacerdote belga Jef Van Den– acusado de pedofilia en Bélgica– se encuentra en nuestro país, las autoridades peruanas exigieron que se abra una investigación ante posibles casos de abuso sexual contra menores en el distrito de Ichuña, en Moquegua, donde labora como profesor de idiomas y director de dos institutos pedagógicos.

Monseñor Luis Bambarén invocó a los pobladores de dicha ciudad moqueguana a denunciar ante la justicia cualquier indicio de ultraje a niños de la zona por parte del extranjero.

“No se puede descartar denuncias de violación contra escolares en Ichuña. El obispado del lugar tiene que intervenir, investigar y, sobre todo, amparar a la población”, expresó el religioso. En ese sentido, fue tajante al indicar que Jef Van debe ser entregado a la justicia de su país y responder por las acusaciones.

“No puede quedarse en el Perú. Si se descubre que abusó de menores deberá recibir una sanción drástica. Yo estoy a favor de la castración física para los violadores de niños, pero este castigo depende de cada país”, recalcó.

El arzobispo Juan Luis Cipriani fue de una opinión similar. A través de su programa de radio Diálogo de Fe, señaló que el sacerdote belga deberá responder en su país por las acusaciones. Cipriani culpó a la prensa de buscar el sensacionalismo con el caso. “Qué ganas de armar escándalo. Si hay un sacerdote belga, en no sé qué lugar, y por lo visto está acusado en su país, pues tendrá que dar cuenta ante la justicia de allá y ante su obispo. No hay nada que tapar ni que ocultar”, dijo.

PERMISO COMO PROFESOR. El viceministro de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación, Idel Vexler, adelantó que se ha ordenando una investigación para establecer de qué manera Jef Van Den accedió al permiso para ser profesor de idiomas y director de dos institutos en el distrito de Ichuña. Esto, a pesar de sus antecedentes penales y administrativos.

“Lamento mucho que un sacerdote acusado de pedofilia ejerza la docencia en el Perú. El Ministerio de Educación solicitará a la Dirección Regional de Moquegua una profunda investigación. Vamos a sancionar a los responsables. Se trata de una negligencia muy seria, pues nunca se investigó los orígenes de este señor”, refirió.

En ese sentido, lamentó que se haya expuesto a los estudiantes de Ichuña a posibles acciones que atenten contra su integridad física, psicológica y sexual. Vexler invocó a las autoridades educativas de la zona a brindar protección y asesoría a los estudiantes que hayan sido víctimas del cura belga, en caso se compruebe que hubo abusos.

De otro lado, la Diócesis de Puno, que tiene a cargo las parroquias de Ichuña, informó que el sacerdote inculpado no ejerce actividad religiosa ni oficia misas en la zona.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...