Europa no es continente para negros

Desde inicios de los años noventa nuestra ciudad ha vivido todo tipo de tragedias en relación con la inmigración, un número indeterminado de muertos y heridos, junto con centenares de expulsados y devueltos, dándose la circunstancia de que la mayoría de estas víctimas son negros.

Sobre ellos se han arrojado permanentemente los peores infundios con el fin de ocultar los abusos que con ellos se han cometido. Y mientras ciudadanos/as de distintos países han podido pasar por la frontera de una u otra manera, el ser negros les ha impedido algo tan básico como acercarse a la Oficina de Asilo a pedir refugio.

Anteayer, de nuevo, dos negros murieron intentando saltar las alambradas de Melilla, y decenas de ellos resultaron heridos. Es la única forma que tienen, junto a las pateras, de buscar protección. Del único que sabemos algo es del que murió en el lado español, de parada cardiorespiratoria, lo que no es decir mucho. Todos morimos de eso, se nos para el corazón y dejamos de respirar, o dejamos de respirar y se nos para el corazón. Por eso resulta imprescindible una investigación real y objetiva que aclare las circunstancias de esta muerte. Las causas sociopolíticas ya las sabemos.

Otro aspecto singular de este último salto es el cambio de actitud del Iltre. Colegio de Abogados de Melilla, hasta ahora en silencio ante las arbitrariedades administrativas, que han impedido la defensa de muchas de estas personas ante Juzgados y Tribunales. El cambio, no cabe duda, viene por el hecho de que ahora España está gobernada por el Partido Socialista Obrero Español;  cuando el Gobierno era del Partido Popular, ante las mismas arbitrariedades, el silencio fue la tónica habitual de esta Administración corporativa. Sería deseable que la sana crítica siguiera presidiendo esta Institución, siendo indiferente el color político del Gobierno, o el parentesco de dirigentes del Iltre. Colegio de Abogados de Melilla con Autoridades del Partido Popular.

Finalmente, no se puede dejar de citar los repugnantes mensajes de la ultraderecha melillense, pretendiendo enfrentar a los pobres de nuestra ciudad con los pobres que saltan la alambrada, con falacias sobre supuestas subvenciones públicas para los negros que las saltan, y otros beneficios públicos. Vergüenza.

Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...