Esto no es un bautizo, es una ‘acogida civil’

La concentración tuvo lugar en la Plaza Mariana Pineda ante la oposición del Ayuntamiento de Granada a ceder el salón de actos del Consistorio

"Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño". Es el poema de Gloria Fuertes que dedicaba el concejal de IU del Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, a David García Garrido, un bebé que, en la mañana lluviosa de ayer, se convirtió en el pionero de Granada en ser recibido entre la sociedad granadina en un acto considerado como "acogimiento civil". La Plaza Mariana Pineda fue el escenario elegido para este acto público por parte de la familia de David que, arropado por una treintena de asistentes entre familiares y personas vinculadas a la causa, organizó un doble acto tan festivo como reivindicativo.

Ante la negativa por parte del Ayuntamiento de Granada de celebrar en el salón de actos del Consistorio el acto de bienvenida civil, los padres de David con el apoyo de la Asociación Granada Laica han decidido aunar el festejo con el reclamo por los derechos civiles del menor. "Íbamos a hacerlo en la puerta del Ayuntamiento y se nos ha negado también, porque iban a desmontar el escenario que colocaron para las fiestas de mayo" aclaraba el coordinador de Granada Laica, Manuel Navarro, que manifestaba el derecho a celebrar los rituales cívicos del mismo modo que se hace con los sepelios y las bodas. En este último caso, existe casi un 50% de ciudadanos que eligen la unión civil.

Tras la concentración encabezada por el discurso de Navarro alegando a la libertad de conciencia y el concepto de ciudadanía se dio paso a la ceremonia bajo la estatua de Mariana Pineda en la que el concejal manifestaba que "las convicciones religiosas son del ámbito privado".

El padre del bebé, Juan Antonio García López, decidió que su hijo "elegirá pertenecer a un determinado grupo ya sea religioso o de otro tipo cuando la edad le corresponda" ya que entiende que " el bautizo es admitir al niño en una religión pero la ciudadanía es universal". A David le inscribieron en el padrón de Granada meses atrás y tras el empadronamiento sus padres solicitaron al Ayuntamiento hacer una ceremonia para conseguir el carácter de ciudadano y considerarlo como tal con un acto de recibimiento como ya se ha hecho en otros ayuntamientos como es el caso de Madrid. La Asociación Granada Laica lleva más de 10 años en marcha, no se dedica a hacer rituales civiles. "Entendemos que es la sociedad la que debe hacerlos", afirma su coordinador, pero sí respalda y asesora en casos como los de esta familia. "Lo que más nos solicitan es el tema de sepelios, en acogimientos civiles es la primera vez que se da el caso".

Al final de la ceremonia los padrinos de David se comprometían a adquirir la responsabilidad familiar en caso de que falten los padres para su cuidado y educación acompañados de familiares y amigos que aplaudían el acto. Mientras, David, desde el carrito observaba a los presentes en su bienvenida a la ciudad.

Manuel Navarro, coordinador de Granada Laica, y Francisco Puentedura, concejal del Ayuntamiento de IU, junto a la familia García Garrido

Archivos de imagen relacionados

  • Acogida civil David GR2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...