Espaldarazo papal al Camino Neocatecumenal: «La Iglesia os está muy agradecida»

Les pide que «cuiden al máximo la comunión con las iglesias locales»

Francisco con los Kikos. Por vez primera, en su pontificado, el Papa Bergoglio se reune a solas con un movimiento de la Iglesia: El Camino neocatecumenal. Todo un espadarazo papal a los Kikos y a sus 8.000 miembros reunidos en el aula Pablo VI. Para ponerse a las órdenes de Francisco y ser enviados por él. La gran apoteósis de los Kikos, dispuestos a sumarse a la primavera de Francisco.

En el estrado, los símbolos clásicos del Camino: Icono de María, la cruz del Camino. Querían llenar la Plaza de san Pedro. Y, como son el movimiento católico más numeroso, podían hacerlo con cierta facilidad. Pero el Vaticano quiso evitar esa imagen de poderío público y organizó la audiencia con el Papa en el aula pablo VI, con capacidad para entre 8.000 y 10.000 personas.

Decenas de obispos y varios cardenales. Entre ellos, el austríaco Schoborn y los españoles Rouco Varela y Cañizares. Y, por supuesto, muchas familias, pero también seminaristas, monjas y sacerdotes con barba, tipico look kiko.

Antes de la llegada del papa, Kiko coge su guitarra, se sube al estrado ycomienza a ensayar los cánticos con su voz aguardentosa y un poco desafinada.

Kiko entona el "Bendita eres tú, María", para recibir al Papa, pero Francisco no llega. Y Kiko dice: "Hay un poco de retraso en la llegada del Papa. Ánimo, sentaos. Ya os avisarán cuando llegue. Estamos asistiendo a un momento único. Sentáos y cantemos".

Y entona otros cantos, mientras esperan al Papa. "No perdáis la compostura. Un encuentro importantísimo. Levantad las cruces todas las familias, que se vean las cruces", anima Kiko.

Y le dice a las familias cómo tienen que salir, para ser enviadas. "Con rapidez, porque vamos conretraso, pero Dios nos ayudará. Tenemos que hacerlo rápido, dado el tiempo que nos dan".

"Como no podemos nombrar a todos los obispos, le damos un aplauso ahora. Y cita a algunos de los 50 obispos y 11 cardenales". Y nombra uno a uno. Entre ellos, "monseñor Arrieta, el Opus Dei también nos apoya", dice.

Nombra a algunos que no han venido. Y contínua con los nombres de los obispos italianos, franceses, polacos. "Aplaudan a los obispos de Polonia", pide Kiko. Después, los holandeses y los alemanes, finlandeses, de Kosovo, el arzobispo de Burgos que "abrió un Redentoris Mater".

Y continúa con los obispos latinoamericanos y asiáticos, japoneses y africanos.

"Rino Fisichella, presidente de la nueva Evangelización", exclama gozoso Kiko.

Pero tiene que parar la lectura, porque, tras más de media hora de retraso, aparece Francisco por la puerta lateral. Ante el clamor de la sala puesta en pié, el papa saluda a Kiko, Carmen y a los cardenales.

Kiko continúa de maestro de ceremonias ante el Papa

"Santidad estamos felicísimos. Cantemos al Espíritu Santo que venga en medio de nosotros", dice Kiko. Y la samblea canta otro de los cantos del Camino.

Y Kiko continúa: "No quiero darle la espalda. Honrados porque nos acompañan 11 cardenales". Y los nombra. "Rouco Varela de madrid, que ha apoyado el Camino". Y los nombra a todos. "Dziwisz, providencial para nosotros". "Monseñor Filoni está aquí con nosotros" y "Cañizares, tan cercano a nosotros". "Aplauso a los obispos que nos acaompañan".

"En esta audiencia nos acompañan los santos. Poneos en pié los de la missio ad gentes de la China. Van a China, una cosa impresionante. NO sabemos la lengua. Pero Foucauld decía 'no hay pobrez amás grande que no saber la lengua'. Al aprender la lengua, se inculturan".

"Misión para La India y para Vietnam y la última, la Mongolia".

"Misión a Alemania, a Dinamarca, a Finlandia, a Estonia, a Francia, que está acogiendo el Camino de una manera maravillosa…"

"Después, Suiza. Preparados para partir a Kosovo, Letonia, Holanda, Ucrania, Bulgaria, Hungría y, por último, a Filadelfia".

"250 familias. En total, enviará hoy, Padre, 450 familias al mundo".

Kiko nombra a los itinerantes, a los presbíteros y a los seminaristas. "Tenemos 56 seminarios en Europa".

La presentación se alarga y el Papa, paciente, saluda con la mano a los distintos colectivos que va nombrando Kiko.

"Tenemos poco tiempo. Le hice un pequeño esquema. y Kiko se dirige al cartel y lo coloca. Regresa y sigue hablando y explicado al Papa el proceso del Neocatecumenado".

Kiko lleva ya más de 20 minutos actuando, pero sigue con su predicación ante el Papa, que le mira paciente.

"Para quitarnos el pecado de la carne, nos bautizamos…" Está tan nervioso Kiko que se trabuca, no termina las frases…grita tanto que enrojece, pero continúa con su larguísima intervención.

"Todas las comunidades vienen a Roma a hacer un acto de adhesión al Papa y, después, a Loreto. Porque la mayoría de nuestros miembros vienen de la izquierda, eran ateos, y les cuesta amar al Papa y a la Virgen".

"Gracias por su paciencia, Padre. Ya termino. Así, en este Camino, el pecado de la carne va perdiendo fuerza. ¿Cómo no existe en todas las parroquias la iniciación cristiana de adultos?", concluye Kiko con cara de reivindicación.

"Denos su palabra, Padre, y su abrazo". Y por fin se retira, tras más de media hora de intervención ante el Papa.

A continuación, interviene Mario Pezzi, para cantar el Evangelio, acompañado por música de fondo.

Bergoglio y Kiko

Frases del discurso del Papa

"Gracias al Señor por la alegría de vuestra fe. Gracias a Dios. Os saludo a todos cordialmente"

"Un saludo lleno de afecto a todos, especialmente a los niños, presentes aquí en gran número. ¿Podemos verlos? Bravo, gracias"

"La Iglesia os está agredecia. Os doy las gracias por todo lo que hecéis en la Iglesia y en el mundo"

"En nombre de la Iglesia, nuestra santa madre la Iglesia, os quiero proponer algunas sencillas recomendaciones"

"La primera, tener el máximo cuidado por construir y cuidar la comunión en las iglesias particulares"

"El Camino tiene su propio carisma y dinámica, un don con una profunda dimensión eclesial. Poneros a la escucha de la vida de la Iglesia"

"La comunión es esencial. A veces, es mejor renunciar a vivir vuestro carisma por la comunión"

"Otra indicación: El Espíritu de Dios llega siempre antes que nosotros. Esto es importante. El Señor siempre nos precede. Dios siemrpe va por delante de nosotros"

"Especial atención al contexto cultural…Ambiente a menudo muy diferente a los vuestros…"

"Por último, os exhorto a cuidar con amor unos de los otros, especialmente a los más débiles".

"El Camino es una vía exigente…Ejerced la paciencia y la misericordia, signo de la madurez de la fe"

"No debe ser forzada la libertad de nadie y tampoco a los que quieren buscar fuera del Camino su vía para acercarse al Señor"

"Os animo a llevar a todas partes, incluso a los ambientes más descristianizados, a las periferias existenciales, el Evangelio"

"Evangelizad con amor…Decidles que Dios ama al hombre tal y como es, incluso con sus pecados"

"Sed mensajeros de la infinita bondad y de la inagotable misericordia del Padre"

"Que María sostenga siempre vuestro apostolado"

"Sed misioneros celosos y alegres. No perdáis la alegría. Adelante"

Em el aula se desata el clamor.

El Papa bendice las cruces de las familias que van a ser enviadas.

Kiko invia a la asamblea a cantar un nuevo canto, guitarra en ristre. Primero en italiano y, después, en español.

Se acercan las familias y se ponen de rodillas ante el Papa, que las bendice.

"Dadle los niños pequeñor a bendecir y abrazar al Papa", dice Kiko. Y el papa bendice y abraza y las familias siguen desfilando y Francisco besa a todos y cada uno de sus hijos.

La ceremonia se retrasa y Kiko interviene en persona, para agilizarla. Pero siguen pasando las familias sin parar.

Tras las de China, las que van a la India. "Familias hindúes, proque europeas es peligroso enviarlas allí", dice Kiko.

EL Papa toene que irse. "Es la una y media. Es demasido tarde. Las demás misiones sentíos enviadas", explica Kiko

"En pié cantamos el Padre Nuestro en latín".

Y la bendición del Papa. "Muchas gracias y os pido, por favor, que recéis por mí. No me olvidéis".

Y Kiko entona el Aleluya.

Y el Papa se va, cansado, tras una hora con los Kikos, pero satisfecho de haber bendecido s los misioneros del Camino.

Bergoglio y Kiko

Archivos de imagen relacionados

  • Bergoglio y Kiko
  • Bergoglio y Kiko
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...