Erdogan advierte de una «guerra civil y religiosa» en Siria en otra jornada de violencia

Asad pronunciará este martes un discurso sobre «cuestiones internas» Los Hermanos Musulmanes acusan a la Liga de «encubrir los crímenes» de Asad Al menos veinte muertos este lunes

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha advertido que en Siria se desarrollará "una guerra civil y religiosa". Ha añadido, además, que "tiene que parar". 

"Turquía debe desempeñar un papel, una guerra civil produciría importantes problemas y constituiría una amenaza", ha apuntado.

Este país comparte una frontera de 910 kilómetros con Siria, antiguo aliado. Erdogan ha condenado en repetidas ocasiones la represión ejercida en las manifestaciones: "El Gobierno de Asad asesina a sus propios ciudadanos, no sepuede respaldar a regímenes autoritarios", ha agregado.

Por su parte, el presidente siria, Bachar al Asad, pronunciará un discurso este martes, y antes del mediodía, sobre "cuestiones internas", según la agencia de noticias estatal.

Al menos una veintena de muertos este lunes

El régimen de Damasco ha perpetrado este lunes un nuevo derramamiento de sangre y, según los opositores sirios, ha tratado de ocultar la realidad a la misión de observadores árabes, que será reforzada con más efectivos a finales de esta semana.

La cifra de víctimas mortales asciende en esta jornada a una veintena, entre ellas tres soldados desertores, dos mujeres y un menor, que se suman a los más de 5.000 fallecidos durante los diez meses de revuelta contra el presidente sirio, Bachar al Asad.

Los opositores Comités de Coordinación Local (CCL) han informado de que la mayoría de los muertos se han registrado en el bastión opositor de Homs, en el centro del país.

También en Homs, en el barrio de Al Jalidiya, donde se encontraba un grupo de observadores, las fuerzas de seguridad han abierto fuego contra una manifestación, aunque no está claro si el equipo de expertos árabes ha presenciado el ataque.

El papa pide un "diálogo fructífero" y el fin de la violencia

El papa Benedicto XVI ha apostado este lunes por que en Siria se lleve a cabo un diálogo "fructífero" entre los actores políticos, favorecido por la presencia de "observadores independientes", para que se ponga fin "rápidamente al derramamiento de sangre".

El pontífice ha abordado este lunes los principales temas de la actualidad internacional durante una audiencia con miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede en la Sala Regia del Palacio Apostólico del Vaticano, a quienes ha transmitido sus mejores deseos para el año que acaba de empezar.

"Siento una gran preocupación por la población de los países que sufren todavía tensiones y violencias, en particular Siria, en la que espero que se ponga rápidamente fin al derramamiento de sangre y se inicie un diálogo fructífero entre los actores políticos, favorecido por la presencia de observadores independientes", ha dicho el papa.

Críticas a los observadores de la Liga

Mientras tanto, continúan las críticas a los observadores de la Liga Árabe, a los que la oposición no considera neutrales, pese a que este fin de semana admitieron por primera vez que el régimen estaba cometiendo abusos.

Los Hermanos Musulmanes (organización islamista) de Siria han acusado a la Liga de "encubrir los crímenes" de Asad. "Está claro que la misión de observadores busca encubrir los crímenes del régimen sirio y le da la oportunidad de matar a nuestra gente y quebrar su voluntad", ha declarado el portavoz de la Hermandad, Zouhair Salem, en un comunicado desde Nicosia del que se ha hecho eco la agencia francesa AFP.

El comunicado lamenta que la Liga no haya mencionado la "responsabilidad del régimen en la muerte de miles de sirios, entre ellos centenares de niños".

El informa de la misión de mediadores pone "en pie de igualdad al agresor y a la víctima, y hace un paralelismo entre la máquina de matar oficial, con tanques y cohetes, y las operaciones individuales de auto-defensa", afirma Zouheir Salem. El comunicado afirma la voluntad del movimiento islamista de "avanzar en el camino de la liberación de nuestro país". 

La Liga Árabe decidió el domingo dar a los observadores más tiempo para continuar con su misión conforme al protocolo alcanzado con las autoridades sirias.

Por último, el ministro de Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha pedido a la oposición que continúe su resistencia pero por medios pacíficos, tras una reunión este domingo con una delegación del Consejo Nacional Sirio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...