En Túnez se impone el líder del partido laico

Según los primeros boca de urna, el candidato laico Beyi Caid Essebsi se imponía en las elecciones presidenciales celebradas ayer en Túnez. Desde la agencia privada de sondeos 3 C aseguraron, en diálogo con la televisión nacional tunecina, que el líder del partido Nidá Tunis (La Llamada de Túnez), que venció ya en las últimas elecciones legislativas, obtendría el 47,80 por ciento de los votos, frente al 26,90 por ciento obtenido por el presidente saliente, Moncef Marzuki. Al no lograr Essebsi, de 88 años, alzarse con la mayoría absoluta (50 por ciento más uno de los votos), debería celebrarse una segunda vuelta entre él y Marzuki.

Un periódico digital tunecino afirmó que otra encuesta a pie de urna elaborada por la agencia Sigma Etudes ofrece una tendencia similar y da también ganador a Essebsi, aunque sin mayoría suficiente. Según la fuente, el líder de izquierda del Frente Popular, Hama Hamami, alcanzaría el 10,20 por ciento y Eslim Riahi, referente de la Unión Patriótica Libre (UPL), un 5,40 por ciento.

Essebsi, favorito en los comicios, es un veterano político que basó su campaña electoral en ofrecer una alternativa laica, de centro y liberal a los partidos islamistas. Cuando creó su formación La Llamada de Túnez facilitó la unión de personajes diversos, tecnócratas, magnates, sindicalistas, intelectuales, algunos que venían del oscuro pasado del dictador Zine el Abidin Ben Alí. Cuando éste fue derrocado en 2011, Essebsi fue reclamado para ejercer como ministro del Ejecutivo interino, hasta las elecciones constituyentes. En las elecciones legislativos del 26 de octubre La Llamada de Túnez obtuvo 85 escaños y les sacó 16 de ventaja a los islamistas de Ennahda.

Ayer, la participación alcanzó alrededor del 60 por ciento. La afluencia de los ciudadanos a los centros de votación había alcanzado al mediodía casi un 35 por ciento y aumentó un 50 por ciento cerca de las 16.30 hora local. Essebsi votó temprano en la zona residencial de La Sukra. Su principal rival, Marzuki, ejerció su derecho a elegir en la ciudad turística de Susa, 160 kilómetros al sudeste de la capital, donde un grupo de 200 ciudadanos fue reprimido por la policía en una manifestación contra el presidente saliente. La portavoz de la Asociación Tunecina para la Integridad de la Democracia y las Elecciones (Atide), Huda Meheni, denunció que a sus observadores electorales les impidieron el acceso a los colegios en las regiones de Nefta, Beya y Testur. Meheni aseguró que los expertos intervinieron en algunas refriegas con insultos entre simpatizantes de Essebsi y los islamistas de Al Nahda, perdedores en las últimas legislativas de octubre, y que no presentaron candidato.

En al menos 56 centros de votación se redujo el horario de votación (de 10 a 15 horas) por cuestiones de seguridad en Tenduba, Kaseran y El Kef, regiones fronterizas con Argelia y áreas donde se refugian grupos terroristas desde hace dos años. La junta electoral tunecina (ISIE) podría divulgar los resultados oficiales y definitivos en las próximas horas, aunque cuenta con un plazo de tres días para hacerlo.

Beyi Caid Essebsi

Archivos de imagen relacionados

  • Beyi Caid Essebsi
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...