En Mendoza (Argentina) informarán a profesionales de la salud sobre aborto no punible, salen de la universidad creyendo que es un delito

La subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte, Eleonora Lamma dio detalles de las capacitaciones.

El caso de la niña violada en Tucumán y a la cual le practicaron una cesárea sigue dando tela para cortar. La subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte, Eleonora Lamma habló sobre capacitaciones que se realizan en Mendoza para casos de aborto no punible.

En diálogo con Radio Nihuil, la abogada destacó: “La capacitación fue impulsada por el Ministerio de Salud, a través del programa de Salud Sexual y Reproductiva, se han dado varias capacitaciones, el 15 de marzo se dará otra.

“La idea es explicarles a los profesionales de la Salud cual es el marco legal porque muchas veces quiero creer que se actúa desde la ignorancia y no desde la imposición ideológica. Muchas veces esta información que circula es errónea. Entonces, se habla de lo innecesario de denunciar o como prevalecer secreto profesional y no la obligación de denunciar. Todas cosas que muchas veces los que trabajan en el sistema de salud no lo conocen y por eso incumplen la ley por ignorancia y no por mala fe”.

Con respecto a la ley, destacó: “Esta ley la deberían conocer y por eso en las carreras de medicina debería incorporarse verdaderamente con perspectiva de género y debería enseñarse, pasa que no se hace, las personas salen de la universidad, cuando han estudiado medicina, creyendo que el aborto es un delito.

“Hay un montón de cambios, sobre todo los cambios vienen impulsados desde las mismas personas que estudian medicina y que están promoviendo distintas capacitaciones. Se está generando esto de que se enseñe como verdaderamente es la cosa y no lo que ideológicamente quieren que se haga el día de mañana.

Sobre la polémica que se dio el año pasado entre la ministra de la Salud y la vicegobernadora, porque la vice pidió firmar el protocolo de aborto no punible y desde el ministerio le respondieron que eso no hacía falta porque ya había una adhesión a un protocolo nacional, Eleonora Lamm consideró que está haciendo falta algún instituto más.

“Todo lo que pueda existir y facilite y dé confianza a las personas que trabajan en el sistema de salud para saber que tienen que hacer y sobre todo entender que tienen el aval y el respaldo detrás de lo que están haciendo, es siempre útil. Yo sí creo y es válido que exista una verdadera voluntad política y que esté claro que la ley se va a cumplir y ese es el camino que se sigue. Que verdaderamente cuando se presenta un supuesto se dé respuesta conforme al marco de la ley”.

En tanto explicó cómo se trabaja en la objeción de conciencia: “La objeción de conciencia es una materia o es un aspecto que nuestro país no está regulado legalmente y por ende siempre hay un vacío mal usado y abusado.

“En la guía que se trabajó desde el Ministerio de Salud de la Nación se aclaran ciertas pautas para dejar en claro que si hay objetores entonces tienen que informar previamente al ingreso del sistema”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...