Emilio Bartolomé: «Las víctimas de Maciel se sienten ahora más víctimas»

«Un encuentro con el Papa en México sería un paripé, una ceremonia de la confusión»

La noticia es que no habrá acto de reconciliación entre el Papa y las víctimas de abusos sexuales de Marcial Maciel en su viaje a México.

Se ha dicho desde el Vaticano, que no habrá el encuentro anterior porque la conferencia episcopal mexicana no lo ha propuesto. Eso es una excusa, pues los organizadores del viaje del Papa, son soberanos para arreglar la agenda del Papa, al margen de lo que proponga la Conferencia episcopal mexicana. Lo cierto es que ni ellos quieren que se celebre encuentro alguno, ni nosotros tampoco queremos, pues entendemos que sería escenificar una reconciliación que nunca se ha producido.

El sábado, primero de Mayo de 2010, el cardenal Secretario Estado, presidió una reunión en el Vaticano, estando presentes los cinco padres visitadores apostólicos de los Legionarios de Cristo, también estaban presentes, el Prefecto para la Congregación para la Doctrina de la fe, el Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, y el sustituto del encargado de los asuntos generales de la Secretaría de Estado. De modo inesperado se presentó el Santo Padre.

Después de esta reunión, los padres presentes, sacan un comunicado de prensa, en un día tan poca habitual como el sábado por la tarde, porque el Papa lo leyó y dijo: "que lo publiquen ya", que algunos han llamado "un boletín de la oficina de Prensa del Vaticano" precisamente para hacer caso omiso de lo que en este comunicado está escrito.

Respecto al tema que nos toca, las víctimas, el Comunicado dice literalmente lo siguiente: "Ello (referido al proceso de purificación por el que deben pasar los legionarios) implicará también un encuentro sincero con todos aquellos, que dentro y fuera de la Legión, han sido víctimas de los abusos sexuales o del sistema de poder puesto en marcha por el fundador. A ellos va dirigido el pensamiento y la oración del Santo Padre, junto con la gratitud a todos aquellos que en medio de grandes dificultades, han tenido la valentía y la constancia de exigir la verdad."

Desde entonces han pasado casi dos años. En verano de 2010 el entonces obispo y hoy cardenal, Velasio de Paolis fue nombrado Delegado Pontificio, y desde entonces lo único que se ha organizado es una Comisión de acercamiento a las víctimas, que no se ha traducido en nada concreto.

Las víctimas se sienten ahora más víctimas, primero fueron abusados sexualmente, después ninguneados por las autoridades Vaticanas quienes no les dieron crédito (es de justicia mencionar que cuando nadie recibía a las víctimas, el entonces cardenal Ratzinguer sí lo hizo). Fueron tildados de calumniadores, y cuando por fin, después de muchos años de lucha para que se conociera la verdad de Marcial Maciel, se demuestra que decían la verdad, surge una esperanza.

El Santo Padre promete un "encuentro sincero" que a día de hoy no se ha dado, por motivos imputables únicamente al Delegado Pontificio Velasio de Paolis. Por todo ello, y con razón, las víctimas se sienten una vez más ninguneadas y estafadas, y manifiestan su desconfianza en el Papa Benedicto.

Por todo ello, desde la Asociación de víctimas de los Legionarios de Cristo no queremos participar en un paripé, en la ceremonia de la hipocresía y de la confusión ¿Cómo escenificar un encuentro y una reconciliación que NO SE HA PRODUCIDO por causas que no son atribuibles a nosotros, sino a un Delegado Papal quien desde los primeros días de su nombramiento se puso a banquetear con los mismos que protegen el Sistema de Poder puesto en marcha por el fundador?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...