El Vaticano podría haber acogido hasta el dinero de Bin Laden

El periódico italiano desvela las irregularidades del Banco Vaticano reflejadas en un informe hecho por cardenales

El Papa Benedicto XVI encargó una investigación interna sobre los tejemanejes del Vaticano ante el nivel de intrigas, traiciones y enfrentamientos entre purpurados. La investigación la llevaron a cabo los cardenales Julián Herranz, Josef Tomko y Salvatore De Giorgi. Parte de ella se está filtrando y el diario italiano La Repubblica ha sido el elegido para las piezas más fuertes. Este jueves publicó una pieza sobre los “pecados de la carne” detectados en la cúpula vaticana y la existencia de un “lobby gay” y hoy viernes dedica su reportaje al mundanal tema del dinero, concretamente al funcionamiento del Instituto para las Obras de Religión (Ior), conocido como el banco del Vaticano. Entre lo relatado ayer y hoy por La Repubblica el panorama que se dibuja se corresponde más con el infierno que con el cielo.

“Bin Laden podría tener una cuenta en el Ior”
La Repubblica utiliza  este símil con el nombre del terrorista más famoso y mortal del mundo para ejemplificar lo que ocurre en el banco del Vaticano en el que, por ejemplo, un sacerdote puede abrir una cuenta y autorizar a un mafioso a que opere con ella. No existe registro oficial de esas operaciones, sí existe extraoficialmente pero nadie puede acceder a él, con lo que La Repubblica sentencia que “está claro que cualquiera puede lavar dinero en el IOR” y añade: “Bin Laden podría tener dinero en el IOR. y también las mafias, los políticos que cobran comisiones…Es una enorme lavadora, el vientre oscuro de los intereses personales”.

Tarcisio Bertone en el punto de mira
El cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado Vaticano (equivalente a primer ministro) y brazo derecho de Benedicto XVI es quien controla la banca vaticana (Ior). El informe de los tres cardenales es demoledor para él, porque según La Repubblica habría boicoteado sistemáticamente los intentos de hacer limpieza en el banco vaticano para adecuarlo a la normativa internacional contra el lavado de dinero. De esta forma el periódico italiano explica que “la comisión puesta en marcha en 2011 para hacer limpieza en el IOR fue desmantelada a los seis meses de ser establecida. ¿Por quién? Por el Secretario de Estado, Tarcisio Bertone” quien además puso a hombres de su absoluta confianza en todos los cargos relacionados con las finanzas vaticanas.

¿Cómo funciona el IOR?
En el Instituto para las Obras de Religión, el banco vaticano, sólo pueden abrir una cuenta religiosos, institutos religiosos y ciudadanos vaticanos. Hay 25.000 cuentas abiertas, pero cualquier titular de una de esas cuentas puede autorizar a otra persona a que opere con ella y la identidad de las personas autorizadas es absoluto secreto, nadie puede acceder a ese listado con lo que cualquiera, desde un mafioso a un terrorista, podría operar desde el banco vaticano.

Sólo hay una persona, el director general del IOR, Paolo Cipriani -hombre de confianza de Bertone- que conoce quienes son los titulares de las cuentas y únicamente Cipriani sabe quiénes son las personas autorizadas por los titulares.

Destituciones fulminantes
Todo lo relacionado con el banco vaticano podría ser una auténtica mina para películas del género ‘negro’ en Hollywood. Para intentar poner orden en el banco vaticano Benedicto XVI nombró presidente a un amigo suyo, miembro del Opus Dei y representante del Banco Santander en el Vaticnao, Ettore Gotti Tedeschi.. Fue destituido fulminantemente por Bertone en mayo del año pasado. De lo que se encontró en el Instituto para las Obras de Religión puede dar alguna pista los siguientes hechos: al poco de llegar al banco Tedeschi contrató guardaespaldas y una vez que fue destituido la policía italiana se presentó en su casa para hacer un registro y  requisarle documentos; cuando vio a los policías exclamó “¡ Ah, son ustedes, creí que venían a pegarme dos tiros!”.

La prensa especializada da por hecho que Benedicto XVI ha renunciado al papado al conocer la magnitud de los escándalos e irregularidades en la ‘Ciudad Santa’, desde el Lobby gay que, según la prensa italiana, utilizaba encuentros sexuales con miembros de la curia para luego chantajearles y exigir ascensos, hasta el pozo negro del Instituto para la Obras de religión. El mismísimo infierno para un católico de verdad.

Archivos de imagen relacionados

  • osama-bin-laden
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...