El tesorero del Vaticano, acusado de cubrir a un pederasta

El tesorero del Vaticano, acusado de cubrir a un pederasta

El actual tesorero del Vaticano, el cardenal George Pell, ha desmentido este jueves que hubiera intentado cubrir a un sacerdote pedófilo comprando el silencio de una de sus víctimas.

La víctima de la agresión, David Ridsdale, declaró este miércoles en una comisión de investigación sobre abusos sufridos por nilños a manos de sacerdotes que cuando tenía 11 años, su tío, el párroco Gerald Ridsdale, abusó de él. Entonces, la joven víctima quedó bajo el cobijo del cardenal Pell. Ridsdale está actualmente encarcelado.

Según su declaración, la víctima asegurí que el actual tesorero del Vaticano, nombrado por el Papa Francisco en el 2014, le pidió que pusiera precio a su silencio. También aseguró que el cardenal protegió a su tío cambiándole de parroquia cotinuamente.

El cardenal Pell, a quien las víctimas piden que declare en la comisión, ha asegurado en un comunicado que está «horrorizado por los relatos de los supervivientes que tanto han sufrido» pero ha negado «haber ofrecido una gratificación financiera por su silencio». «Ayer y hoy yo siempre he apoyado las investigaciones de la policía», ha asegurado.

TESTIMONIOS ESCALOFRIANTES

La Comisión Real de Investigación sobre abusos sexuales cometidos a niños inició sus trabajos en el 2013 y aborda los abusos y agresiones sexuales cometidos en orfanatos, escuelas y centros de culto. Uno de los testimonios mostró la foto de su clase asegurando de de los 33 alumnos 12 se suicidaron. Otro testigo descibrió auténticas «habitaciones de los horrores» en su orfanato donde cada noche un niño era atado –algunos, de solo cinco años– quedando a merced de un sacerdote. El joven relató que una monja le dijo que el sacerdote le hacía esto «para purificarle».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...