El salafismo radical avanza en Egipto

Los Hermanos Musulmanes, seguros vencedores; pero los salafistas esperan un muy buen resultado

Los resultados oficiales no se conocerán hasta hoy, pero el brazo político de los Hermanos Musulmanes, el Partido Libertad y Justicia, se perfilaba ayer como el gran vencedor de la primera fase de los comicios legislativos egipcios, una victoria predecible. Más sorprendente, si se confirma hoy esta tendencia, es el segundo puesto que habría ocupado el partido salafista Al Nur, de radicales islámicos, que habría obtenido en principio más apoyos que los laicos liberales del Bloque Egipcio Sin embargo, la gran vencedora de la primera votación de esta democracia imperfecta ha sido sin duda la participación, que podría supera el 85%, y que demuestra que la mayor parte de los egipcios apoyan la transición.

Los resultados distan mucho aún de ser definitivos, ya que sólo representan un tercio de las 27 provincias egipcias; el resto votará en dos fases sucesivas. Además, los candidatos de las listas abiertas, los únicos datos oficiales que se anunciarán hoy, deberán aún concurrir a una segunda vuelta la semana que viene. Pero teniendo en cuenta que el voto laico se concentrará en grandes núcleos urbanos como la capital —que ya ha votado—, y que las principales zonas rurales, más tendentes a inclinarse por el voto islamista, aún no se han pronunciado, parece previsible deducir que la tendencia dominante en el próximo Parlamento, encargado de redactar la nueva Constitución, será el islam político.

El Partido Libertad y Justicia (PLJ) no podía –ni quería— ayer disimular su satisfacción por los resultados. En un comunicado anunciaba ayer que había obtenido el 40% de los votos en la mayoría de las nueve provincias que ya han celebrado comicios. Sus mayores victorias se concentran en el oasis de Fayum, al sur de El Cairo, en la provincia del Mar Rojo, al este, y en Asiut, al sur.

En Alejandría, un feudo islamista, el PLJ podría haber ganado hasta el 41 por ciento de los votos, y peleaban duramente en las listas abiertas con los candidatos salafistas, que se habrían hecho con el 24 por ciento de los sufragios en esta ciudad. El voto copto también se ha movilizado, como anunciaba ayer un miembro del Consejo Eclesiástico en esta metrópoli mediterránea, quien aseguró que al menos un 70 por ciento de los cristianos en esta provincia habría ido a las urnas, mientras que en años anteriores sólo lo hacía un 20. Parte del retraso en el anuncio de los resultados se debe a que ayer no habían llegado todos los votos de los egipcios en el extranjero, aunque algunos datos se han ido conociendo. En la página web de los Hermanos Musulmanes, «Ikhwanweb», se vanagloriaban ayer de que ni un solo egipcio residente en Israel había votado por el PLJ, mientras que todos lo habían hecho por el laico Bloque Egipcio.

Archivos de imagen relacionados

  • elecciones egipto
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...