El rigor moral de la Iglesia fracasa en España

Hans Küng, teólogo crítico con las posiciones del Vaticano y del pontificado de Juan Pablo II, busca su rehabilitación en el seno de la Iglesia, sin aparcar su apuesta por las reformas. En la revista cristiana 21RS,Küng afirma que la población no acepta la "moral rigorista" de los obispos españoles.
 

La revista española, próxima a los movimientos cristianos de base, repasa con el teólogo la actualidad general de la Iglesia, así como su situación en España. 

Ofensiva tradicional
Küng afirma que "la política ofensiva de algunos obispos de querer convertir a España a la fe tradicional ha sido un fracaso". A su juicio, esa ofensiva "basada en la rutina moral rigorista no es aceptable para gran parte de la población".

Iglesia de fachada
Küng no oculta su oposición a Juan Pablo II, a quien acusa de promover "una Iglesia de fachada" detrás de la cual "no hay nada". Por eso, saluda que Ratzinger "no sea un Papa de los medios de comunicación ni un Papa del espectáculo". "Muestro una cierta simpatía" con este Pontífice, confiesa, "porque habla conmigo, mientras su predecesor, no respondió a mis cartas".

Disidencias
Esa proximidad, sin embargo, no le ha llevado a renunciar a sus posiciones, como demuestra en la entrevista. "Mantengo mis diferencias en temas como el celibato opcional, el papel de la mujer, las relaciones prematrimoniales" o "los anticonceptivos".

Celibato
Más en concreto, Küng achaca a "la ley del celibato" la falta de vocaciones, porque "la juventud actual no lo acepta", aunque augura que "llegará un día en que se verán obligados a hacerlo opcional". Sobre el papel de las mujeres, señala que el catolicismo oficial "se encuentra en la retaguardia", que se traduce en "la descristinización". "Si la madre no educa en la fe, los hijos tampoco".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...