El PSOE evitará que «los obispos impongan su moral»

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha declarado que si el Gobierno cede a las demandas de la Iglesia para reformar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) estará dispuesto a romper el Concordato firmado con la Santa Sede en el año 1979. Una normativa que, según Valenciano “limita la libertad de las mujeres”, y que como asegura su compañera Soraya Rodríguez, "al BOE no se pueden llevar principios morales, no se puede llevar un catecismo".

Tras las declaraciones emitidas tanto por Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal, como por Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia, se ha podido ver como la izquierda ha amenazado con romper de forma directa con el Concordato de la Santa Sede. Así, Valenciano ha asegurado que "Si el Gobierno del PP va a ir de la mano con los obispos para modificar la ley del aborto, para volver a limitar la libertad de las mujeres, ya les anuncio que el PSOE exigirá que se denuncien los acuerdos con la Santa Sede".

De este modo, Rouco advirtió este lunes de la necesidad de una reforma en la legislación del aborto, e instaba al Gobierno a que planteasen un anteproyecto que proteja “la maternidad y el fomento de la natalidad”. Por su parte, Gallardón, aseguró que el Partido Popular tiene que "cumplir con los compromisos" del programa electoral que llevó al poder al grupo parlamentario. Por tanto, mantiene una reforma respecto a la doctrina del nasciturus establecida por el Constitucional, cambiando la actual ley por un "sistema de indicaciones" en el que se prohibirá el aborto eugenésico por discapacidad del feto y donde el peligro sobre la salud física o mental de la madre deberá confirmarse.

La oposición tiene clara la manera de denunciar dichos acuerdos con la Iglesia: comenzarían con un “pronunciamiento en el Parlamento” para que se produzca un cambio, ya que, como afirma la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, “aquí no se modifican las leyes siguiendo el dictado de una determinada confesión religiosa. No se puede limitar la libertad de las ciudadanas de este país al dictado de la Conferencia Episcopal”.

Por su parte, Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, ha advertido, en primer lugar, de la posición que ocupa la Iglesia ante este tema, asegurando que “los obispos opinan, pero las leyes las hace el Parlamento”. A pesar de las críticas de Rodríguez en las que tacha al Gobierno de “obediente” y casi ciego ante la Iglesia, Alonso se ha reafirmado: "El PP cumplirá con el compromiso de devolver la Ley del Aborto a la senda de la doctrina constitucional", a lo que ha añadido que no es “una novedad”, pues el PSOE en sus años de gobierno aceptó el Concordato “aunque siempre lo pide desde la posición y nunca lo lleva a efecto cuando está en el Gobierno”.

Finalmente, desde el PSOE se ha recalcado la necesidad de incluir a la Iglesia Católica en la futura Ley de Transparencia, ya que más de un 40% de sus ingresos provienen de fondos públicos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...